Lecciones de vida de Shakira

Si no te bañas los domingos, esta nota es para ti

Getty Images

De Shakira se ha dicho mucho: que si se vendió al mainstream, que si desde que es rubia ya no escribe igual, que si el pop se la comió. La verdad es que la supo hacer en grande y muchos artistas han reconocido en ella su labor no sólo como cantautora, sino también como filántropa.

 

Aquí les dejamos 5 lecciones de vida de esta mujer que salió de su natal Barranquilla para comerse al mundo.

 

No te avergüences de tus orígenes

 

Aunque algunos se burlan de ella porque cuando era niña tenía cejas de azotador y hasta se promocionaba en ‘Discos la rumbita’, ella jamás ha negado su pasado ni su sangre tropical. Es más, en sus más recientes materiales como ‘Sale el Sol’ ha incluido muchos ritmos de merengue, cumbia y salsa. Sí, algunos la prefieren más rocker, pero ella ha decidido dejar de negar sus raíces tropicosas, cantando “mira en Barranquilla se baila así”. Bien ahí.

 

No le temas al cambio 

La evolución de Shakira ha sido lo que más duramente le han criticado, pero ahí es donde está su punto fuerte: su capacidad de reinventarse la ha hecho explorar ritmos tan disímiles como el rock y la cumbia, el reggaeton o el bolero y hasta la música de protesta. Se le podrá decir de todo, menos que haya tenidos dos discos iguales. No se ha estancando y ha sabido aprovechar las tendencias.

 

Rodéate de gente chingona

Shakira ha hecho colaboraciones con gigantes de la industria, que reconocen en ella un músico hecho y derecho (por más que a algunos les duela). Fue amiga cercana de Gustavo Cerati, con quien coescribió varios temas, además de haber colaborado también con René de Calle 13 o incluso con gigantes de la música folclórica, como Mercedes Sosa. Gabriel García Márquez, su excompatriota y Nobel de Literatura, la buscó para que compusiera el OST de la adaptación al cine de ‘El amor en los tiempos del cólera’. Ahí nomás.

Se vale ser sexy, pero inteligente

Cuando Shakira se tiñó de rubia y comenzó a mover las caderas, no faltó el que la acusó de volverse hueca. Nada más lejos de la realidad. Shakira continuó leyendo e instruyéndose (estudió Historia de la Civilización Occidental en la ULA, donde según sus profesores era alumna destacada), y al día de hoy domina varios idiomas como el inglés, el portugués, el francés, el catalán e incluso algo de alemán e italiano. Además toca guitarra, batería y armónica.

  

No todo es dinero

Shakira ha amasado una fortuna vendiendo discos, pero también ha tenido una amplia labor filantrópica ante la UNICEF: ha aprovechado los nacimientos de sus hijos para hacer ‘baby showers’ colectivos en los que no pide regalos para sus retoños, sino para niños de escasos recursos. Ha sido también asesora de la Casa Blanca en temas educativos para la comunidad latina y desde los 18 fundó su asociación ‘Pies Descalzos’, que construye escuelas y comedores en su natal Colombia para niños desplazados por la guerrilla.

 

Por esto y mucho más, Shakira es una de las figuras indiscutibles de la música internacional. Una mujer que no entendía de fútbol y hoy tiene dos hijos con un ídolo del balompié y ha cantando en las ceremonias de tres mundiales. 

¿Cuál es tu rola favorita de esta camaleónica colombiana?