Las flatulencias

Estrenamos sección

 

¿De qué se trata?
Gas metano expulsado directamente desde lo más íntimo de tus entrañas. Ahí aplica el famosísimo “huele mal pero descansa el animal”. Hay unos que ya huelen a muerto y está todo mal, pero hay otros que suenan chistoso y se pueden hacer competencias. Puedes alivianar un momento tenso con un ‘purrún’.

Contras
Hay unos que son inevitables, y si te los aguantas, se te infla la panza y concentras todo el poder para eliminar un pueblo pequeño con el intestino.

¿Cómo podría ser mejor?
Sin duda los mejores son los “pedos ninja”. Nadie los oye, pero atacan con toda la saña del mundo. Le puedes echar la culpa a la señora gorda que está junto a tí.