Las copitas elegantes

http://www.flickr.com/photos/bocadorada/3475912287/in/photostream/

Café Amaretto: Esta bebida es para complacer a los que prefieren el café
cargado (como 8
onzas); se mezcla con amaretto al gusto y, una vez lista, la puedes adornar con crema batida, una cereza y hasta chochitos
de chocolate. Es riquísimo y tiene
la gracia de acelerarte un ratito nomás.

Lugares recomendados: En Gante Café venden café con licores riquísimos. En sanborns
también preparan este cocktail. ¡Aprovecha la hora 2 x 1!

 

Copa Hemingway: Quienes de plano quieren algo muy ligero y fresco pueden entrarle a éste. Se prepara con un poco de vino blanco y hierbabuena molida, los ingredientes se mezclan en una copa pequeña y ¡listo! Se toma con un popote delgadito, para evitar la hierbabuena. Es riquísima, refrescante e ideal
para una tarde calurosa.

El único lugar donde se vendería una copa con ese nombre:
Cafebrería El Péndulo. La preparación es riquísima, simple y con la medida de alcohol que no llega ni siquiera a una copa normal de vino.

 

Vermouth rosso en las rocas: El Vermouth (o Vermú para los amigos) es una especie de vino
blanco, combinado con un poco de ajenjo y otras hierbas exóticas. Es el
aperitivo por excelencia, ya que no contiene mucho alcohol. Éste también organiza una fiesta en tus papilas gustativas. Es dulce (para aquellos amantes de lo dulzón) y servido en un vaso ancho con hielos es la pura
sabrosura.

 

Copa de Midori: Al igual que el Vermouth, una copa de este alcohol es excelente para quienes buscan deleitarse con algo rico antes o después de la comida, porque sí, también funciona
como digestivo. Si te quieres ver un poco más rudo puedes mezclar Midori con un poco de leche. ¡No te vas a arrepentir!

 

¿Disfrutaste nuestra lista de bebidas dulces? Ahora dinos, ¿qué otros
chupes de abuelita conoces?