La que se convierte en fiesta

Es justo y necesario

¿En qué consiste?
Cualquier cena a la que vayas en donde haya alcohol de por medio tiene el potencial de convertirse en una pedota.

¿Cuándo queda bien?
La cena de fin de año de tu compañía, la cena de navidad, cuando invitas a cenar a tus clientes.

¿Por qué es indispensable?
Porque cuando ya comiste, generalmente estás de buenas y todos esos tapujos se van eliminando poco a poco hasta que terminas con la corbata en la frente. Prohibidas las cámaras.

Meriendómetro
6. Se va saboreando poco a poco la gran borrachera que te vas a poner.