La posada de la oficina

Lo más molesto de las fechas

Flickr.com/cecito

¿En qué consiste?
Nunca falta que en tu oficina o chamba organizan la tradicional posada (o para el mismo efecto, la comida anual). Como no puedes quedar mal con tu jefe, no te queda de otra más que asistir. ¿Fiesta con tus colegas, secretarias y polis de vigilancia? Claro, también esa es nuestra idea de diversión.

¿Por qué nos molesta?
En primera, tienes que ir voluntariamente a fuerzas. En segunda, es raro que TODOS en tu oficina te caigan bien, así que tienes que soplarte conversaciones incómodas con gente que casi no conoces y con la que no tienes nada en común.

¿Qué preferiríamos en su lugar?
Lo único bueno de estos bonitos eventos es que hay alcohol gratis. Lo ideal sería que tu jefe te diera para tus pomos junto con unos vales para cambiar en el restaurante de tu elección, y que tu armaras tu propia posada con tus cuates.