La otra cara del Mercado de Sonora

Si buscas disfrazarte, llegaste al lugar indicado

Claudio Gardea

En la próxima fiesta de disfraces usa algo original y muy mexicano. Remóntate a los tiempos de los aztecas y disfrázate de caballero águila o de caballero jaguar.

La idea

Qué tal si cuando te preparas para ir a una fiesta de disfraces piensas en usar uno que te haga sobresalir, uno diferente, original y muy mexicano.

A dónde acudir

Don Enrique Flores Cortés y sus hijos venden atuendos para el carnaval, penachos, sonajas, “codos de fraile” -que son esas semillas que llevan en las piernas los danzantes y que producen un sonido muy peculiar-, máscaras de cartón y de fibra de vidrio, tambores mexicanos, atuendos para los danzantes, así como una gran variedad de plumas en todos los tamaños y colores.

 No solo eso

Además puedes darle rienda suelta a tus ansias de chamaco de antaño con los juguetes antiguos de madera, como el trapecista, las escaleritas, el boxeador, yoyos, trompos, baleros, matracas, panderos y rifles. O con las máscaras y cascos de cartón, ya sea de romano, griego, vikingo y español.

También puedes regalarles a tus hijos ese tipo de juguetes, como lo hacen “los señores que vienen los domingos con sus hijos, les muestran los que vendemos y se los compran un poco por su propio recuerdo y un poco porque eso es ser original”, explica don Enrique.

 “Voy a llevar dos del mismo, porque mi hijo quiere regalarle otro igual a su amigo” dice una señora, de unos 35 años de edad. Se refiere a una “tablita mágica”, el juego que consiste en pequeños rectángulos de madera unidos por un listón que tomas por un extremo y los demás van cayendo de manera que parecen ser no tener fin.

Con él seguramente se divirtieron tus papás, chance tú lo conozcas y hasta quieras uno para tus chavitos, si es que ya tienes chilanguitos.

¿Chinos? Ni en la cabeza

Don Enrique está orgulloso de los productos que vende, básicamente artesanías mexicanas, que “no cambiamos por nada, nada chino; lo que tenemos que no es nacional es la mercancía polinesia para bailables hawaianos-tahitianos”, dice.

 

Su historia

El hombre de 75 años cuenta que empezó como comerciante en la calle Circunvalación en un puesto pues no había mercados, sólo el de La Merced -en Roldán y Jesús María-, hasta que después se hizo un registro de los vendedores para instalarlos en los nuevos mercados, entre otros el de Jamaica, Mixcalco y el de Sonora, del que fue uno de los fundadores.  

Originalidad ante todo

“Yo introduje acá todo lo de la celebración del Halloween, que viene de los estados Unidos y cuando todo mundo empezó a vender eso también, cuando la competencia creció sin límites y, como nosotros siempre somos innovadores, dejé de vender eso. Mercancía que me copian, mercancía a la que le ponen en la mother. Y hasta lo polinesio han metido, no saben ni para qué chingados pero ya lo tienen en sus puestos”, dice.

Nuestro amigo comerciante explica que prefiere vender los artículos que se usan para la celebración del Día de muertos, como los esqueletos de papel maché o cartón, cráneos y calaveras de cartón, trajes de la muerte, del diablo, de brujas y demás.

En verdad es impresionante la gran cantidad de artículos para el Halloween que se venden en ese mercado a finales de octubre y principios de noviembre. Si lo visitas para esas fechas debes ir dispuesto a invertir unas horas y a ser paciente, porque el movimiento ahí dentro es muy lento ya que se llena a reventar por la demanda de disfraces.

¿Coincidencia?

Finalmente, don Enrique dice que “a veces en el extranjero valoran más que aquí este tipo de cosas” y cuenta que tienen muchos clientes en Estados Unidos. Son personas que encargan cosas de los que él vende a sus familiares que viven aquí, sobre todo para el 12 de diciembre.

Como coincidencia, o como un hecho que demuestra lo que nos acaba de afirmar, a su puesto llegan un grupo de franceses que están en la ciudad para el Festival Distrital 2016 de cine, que se está realizando del 21 de enero al 11 de febrero.

Detalles

A Don Enrique y sus artículos puedes encontrarlos en la Puerta 6 Local 137 del Mercado Sonora 360 días del año, en un horario de ocho y media de la mañana a seis y media de la tarde de lunes a sábado y los domingos hasta las cuatro de la tarde.

Es muy fácil evitarte el rollo del tránsito y broncas para estacionarte si te vas en Metro. Llega a la parada Fray Servando de la Línea 4 Martín Carrera-Santa Anita y el mercado está a solo tres calles.

También lee:

Confesiones de un cajero de OXXO

Cómo diablos se usa el potro del amor

¿Aprobarías el examen de nacionalidad chilanga?