La obra pública de la década

And the Oscar goes to....

SEGUNDO PISO
Una urbe de ciencia ficción
Realmente es un periférico exprés. Entre la polémica por su financiamiento y su respectivo uso político, el segundo piso (el original, no el de Periférico Norte) cambió el paisaje y nuestra manera de llegar a nuestro destino. Por un lado logró que imperara en la zona el color concreto y, por otro, desde septiembre de 2003 podemos llegar de Río Becerra hasta Las Flores sin necesidad de sufrir el tráfico de metros abajo. A cambio de 700 millones de pesos de impuestos y días y noches ruidosos no esperábamos menos. Si le sirvió a López Obrador para ser candidato a la presidencia es otro asunto. ¿Alguien dijo segundo piso en Viaducto?