La netafísica según Sergio Arau

Hablamos sobre su exposición de arte

Lo naco sigue siendo chido, y ahora será más chido porque la obra de Sergio Arau se multiplicará en muchas personas y lugares, no se verá sólo colgada en un cuadro original en una vil pared.

El músico, director y pintor ya había plasmado sus pinturas en playeras a través de serigrafía, pero ahora se alió a Epson y con una técnica llamada sublimación obtiene una calidad superior que se verá hasta en el café, pues también las imprimió en tazas. 

Sergio nos contó de esto, claro, y también de sus planes en cine y música, entre charlas de sus amigos, invitados y parientes, en La Miscelánea, la galería en la que ahora expone. Hasta llegó su papá, el director Alfonso Arau, y se armó buena tertulia. 

¿Es la primera vez que masificas tu obra?

No, la verdad es que hay mil antecedentes. Desde los calendarios de Helguera, las calaveras de Posada, lo que sí es que esta técnica de sublimación (que vaciado, algo sublime) me da más chance de hacer cosas, de imprimir cosas en todo.

He hecho muchas playeras en serigrafía, postales, en imprenta tradicional, pero esto me permite hacer uno por uno y no series de millones, puedes hacer una playera y ya, y la calidad es altísima, cosas que en serigrafía son casi imposibles. 

Y a la hora que quiero lavar la playera, ¿qué pasa?

Es un sistema en que las tintas se evaporan y quedan como parte de la estructura de la tela. Se va a ir bajando el color con las lavadas como cualquier tela pero se va a tardar mucho. 

Bueno, además del gusto porque tu obra esté en más lugares, de que le llegue a más gente, ¿la ganancia económica te motiva o es sólo un plus?

Sí me motiva, por supuesto, pero tengo muchísima obra, desde los libros de texto gratuitos que seguramente les tocaron a ustedes, yo los ilustraba, tengo trabajos de años, toda mi vida he dibujado, antes era más ilustrador, más caricaturista, y tengo mucha obra acumulada y se me antoja mucho que salga, hay una la necesidad de enseñarla, hay un exhibicionismo artístico natural. Te levantas todos los días y quieres enseñar algo, una canción o una película o una pintura. Sí me motiva la lana, por supuesto, pero yo creo que honestamente, honestamente, me emociona más tener imágenes, es más colecciono cosas piratas (risas), bueno no cualquier cosa se piratea, debe tener conexión con la gente. 

¿No te molestaría que piratearan tu obra?

Ahhh, no, de preferencia; digo no iría tras ellos, nunca he ido contra nadie que me piratee, tampoco voy a decir: “piratéenme” (risas). Hay postales, pósters, tazas, hay 20 mil cosas (de mi obra).

¿Cuál es el lugar más extraño donde has visto tus pinturas?

En museos tienen. Una pintura mía de un santo con unos angelitos la he encontrado en postales y cuadernos decorados en las tiendas de los museos. Podría ir tras ellos pero la verdad es que no es mi intención. Es como con la música, si compran un disco mío qué bueno, pero si lo bajan de internet, lo que me interesa es que les guste, que nos comuniquemos. Hay millones de personas, las que puedan comprarlo que lo compren, las que no que lo bajen. 

Dices que un original de tu obra es caro ¿en cuánto sale?

Mmm, no, no te voy a decir para Chilango (risas). Es caro, yo no soy carísimo, yo no he sido parte del sistema de arte, he hecho un chorro de cosas, he estado en muchas exposiciones, pero muy pocas veces ha sido en museos o en galerías muy reconocidas; estuve en una bienal del Tamayo, con mis caricaturas expuse en una convención del Partido Comunista de Francia (risas). He hecho muchas cosas callejeras, con la banda, en las calles, tampoco soy grafitero, no se me da, no puedo pintar en chinga, es como de carácter; admiro mucho a los grafiteros pero no. 

¿De verdad crees que tu obra es naca? ¿No ha trascendido ya ese término?

Pa’ empezar espero que se entienda el sentido de por qué hicimos eso. Cuando con Botellita de Jerez hicimos Naco es chido, lo tomamos de la idea de cómo tomar este término tan agresivo, con una carga tan negativa, y volverlo algo más de “sí soy, y qué, y como ustedes y como todos”. Todo lo mexicano es naco, es chido, y lo tomamos del (concepto) black is beautiful, y le pusimos así al disco y luego la película también se llamó Naco es chido. Ahora son mirreyes y dicen: “Mira ese naquito”, siempre hay esa cosa clasista y racista, no se va a acabar mientras las diferencias económicas no cambien porque básicamente es eso, aunque yo insisto en que lo naco es de todas las clases. Es igual de naco que un cuate que trae un Ferrari en México con placas de Nueva York, es naco, es el peluche que quiere ser mink, la terlenca que quiere ser seda. 

¿Tienes planes para hacer música o cine? O sólo te vas a enfocar en el arte por ahora.

No, mi esposa y yo estamos terminando de hacer el guión de Otro día sin mexicanos. Lo venimos realizando desde hace mucho pero como andaba de gira con Botellita se fue tardando. Ya estamos terminando, estamos negociando a ver con quién lo vamos a hacer, yo creo que a principios del año que entra empezamos a filmar. También tengo un grupo que estoy empezando en Estados Unidos y pintando. Tengo mil proyectos, soy como interactivo. 

Sí, dices que eres multiindisciplinado

Sí, multiindisciplinario

Exposición: Netafísica
Autor: Sergio Arau
Dónde: La Miscelánea, Tabasco 97, Roma Norte. Ahí se venden tazas, playeras y otros objetos con las pinturas de Arau.
Del 15 al 30 de noviembre
Webs: www.sergioarau.com
www.lamiscelanea.net