La Navidad chilanga

La pista de hielo que año con año coloca nuestro jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, en el Zócalo vuelve en 2010 con las mismas guerritas de nieve, árboles de navidad gigantes y muchísimas nochebuenas.

Como lo leyeron, del 5 de diciembre al 9 de enero de 2011, la “magia de la Navidad” de Chelito Ebrard volverá y se acompañará del duelo de apertura del Campeonato Mundial de Hockey sobre Hielo, en la división Sub-20, entre México y Bulgaria.

La verdad es que nosotros no tenemos nada en contra de estas verbenas. Pero de recibirlas con resignación a hablar tan bien de ellas que incluso podríamos comparar al DF con París o Nueva York hay mucho trecho.

¡Qué bonitas las guerritas de nieve!, ¡qué oso las caídas espectaculares!, ¡qué emoción los patines –sudados tras horas y horas y horas y… de uso–!, , ¡qué hermosos los charcos enormes que se forman en la pista cuando el hielo empieza a derretirse por el sol de diciembre!

Y, por si lo suponían, para nada somos grinch, ¡eh!