La dirección de un montaje de la década

And the Oscar goes to....

DAVID OLGUÍN
«El teatro ha influido en mi concepción de la vida, es mi vida» dice David Olguín quien ha dedicado “su vida” al teatro. Desde la dramaturgia y la actuación, hasta ser discípulo de Ludwik Margules, y llegar a ser un director por derecho propio. Las obras Belice, La lección de anatomía y su ultimo montaje del año La lengua de los muertos, han demostrado un Olguín maduro con un objetivo claro sobre sus actores (que están bien delineados y con personalidad) y sobre la dramatugia que en el escenario presentan teatro integral y entrañable. Como muchos Olguín es egresado del CUT, como pocos su nombre y sus obras quedan en nuestra memoria.