La confesión de Bodoque

Las caris son más que risas

Cuando llor?bamos vi?ndolas

En nuestra niñez, las caris eran la fuente de diversión y risas número uno. Pero a veces, también llorábamos. Cuando, ya de niños, nos mostraban que no todo era color de rosa, que la vida era difícil, y que las lágrimas también existían… He aquí los 5 momentos más tristes de las caricaturas de nuestra infancia.

 

 

¿Qué caricatura?

Don Gato y su pandilla.

 

¿Qué pasó?

Benito Bodoque le manda una carta a su mamá diciéndole que es alcalde de la ciudad. Mientras tanto, Don Gato y su pandilla hacen toda una parafernalia para hacerle creer a la ñora que es cierto. Sin embargo, en algún momento la mamá de Benito le dice que no le importa que no sea alcalde, porque ella lo va a querer igual, y en ese momento todos los gatos maúllan inconsolablemente.

 

¿Qué lo hace tan triste?

Porque descubrimos que el amor de una madre es mayor que la grandeza del propio hijo: ellos siempre nos van aceptar seamos lo que seamos.