La broma final

¡Halloween acá vamos!

Especial

¿Cómo?

Checa esto: fabrica dos piñatas del personaje que más gustes. Puede ser Frankenstein, Michael Jackson, Morticia o cualquier mostro. Las vas a tener bien puestas en el centro de la fiesta para que a todos les dé curiosidad. El truco es que llenarás la primera piñata de cosas padres: condones, cigarros y dulces. La segunda será la broma: la vas a llenar de cosas desagradables: toallas femeninas, condones “usados”, bolsas de tierra, orugas de goma, globos llenos de catsup… El chiste es romper la primera piñata para que todos se entusiasmen y no sospechen. Y la segunda… ya sabrás.

¿Dónde consigo esto?

Puedes comprarla, pero si quieres ahorrar, te recomendamos que tú la hagas. Acá te dicen cómo.

¿Funcionará?

Claro, excepto para el infortunado que le toque romper esta simpática piñata.

¿Listo para la gran fiesta?