Juguetes que nunca nos trajeron

¿O tú sí tuviste alguno?

YouTube

Lo que siempre les pediste a los Reyes Magos y nunca te trajeron

 

En la vida de todo chamaco nunca faltan las tristezas y las desilusiones: el cinco en la boleta, el perro muerto, la torta de frijol en el recreo (justo cuando más se te antojaba la de jamón), el papá que se va a comprar cigarros por tiempo indefinido…

Pero de todas esas bajoneadas infantiles, nada como esa lagrimita Remi que asomaba en nuestros ojos cuando los Reyes Magos omitían el juguete más esperado. En tal caso, hacíamos el dramón un rato y al final terminábamos por conformarnos con lo que nos traían (ya será pa’l año entrante).

En algunos casos se repetía la escena año tras año, y así hasta que un buen día quizá nos llega la chochez y renunciamos a ese adorable juguete que anhelamos con todas nuestras fuerzas de escuincles y que, por puro capricho del destino —o porque la patria andaba pobre y había que ajustarse al presupuesto—, nomás nunca se nos hizo tener.

De tal suerte, he aquí una lista con los obsequios que más de uno pidió y se quedó con las ganas de estrenar en Día de Reyes, esos objetos de deseo infantil que jamás en la vida llegaron a nuestras manos:

 

-El coche eléctrico de la Barbie.

-La súper autopista Scalextric.

-La mansión de Polly Pocket.

-El castillo Grayskull.

-El tapete de Nintendo.

-El Hornito Mágico.

-Un Tetris.

-El autolavado de Hot Wheels.

-El castillo de la Cenicienta.

-La colección de Playmobil.

-Cualquiera de esos juguetes pachecos que anunciaba el Tío Gamboín.

-Un videojuego de FIFA donde estuviera la liga mexicana (sí, chavos, antes venían puras ligas de primer mundo).

-La muñeca Comiditas.

-El súper mercado infantil.

-El Fabuloso Fred.

-Un triciclo Apache.

-Una alberca inflable.

-El AK47 que en vez de fuego disparaba un chorro de agua tipo manguera de bombero.

-Una Garra Felina original.

-Un Atari 2600.

-La casa de la Barbie, esa que tenía jacuzzi y toda la cosa.

-Las espadas luminosas de Star Wars.

-Algún Transformer.

-El traje de Tatiana (o alguno de sus CD’s original).

-El Max 5 de Meteoro.

-Una muñeca Lilí Ledy.

-Una Avalancha.

-Un Tamagochi (a muchos no se los traían porque decían que en Japón los niños se suicidaban cuando fallecían las mascotas virtuales).

-El Juego de química Mi Alegría.

-La muñeca Fabiola (la que camina por sí sola).

-El Patín del diablo.

-Un tren eléctrico.

-Una muñeca Cabbage Patch.

-Una bicicleta Vagabundo.

-Cualquiera de esos Ponys que tenían la greña larga para peinársela en varios estilos.

-Un adaptador para poner tus cartuchos pirata del Family en el Nintendo.

-Y por supuesto, paquetes de pilas D, AA y AAA para poder estrenar tus juguetes (no faltaba el Rey Mago desconsiderado que dejaba los juguetes, pero no las pilas para que funcionaran).

En fin, chilango, y tú ¿qué juguete le pediste a los Reyes y nunca te trajeron?

También checa:

— Los puentes para este año

— Goya, Dalí y Picasso llegan a nuestras tierras

— 5 multas caras del Nuevo Reglamento de Tránsito