Jailbaits

¡Qué oso!

Jailbaits

¿Quién es el culpable?

Josué y todos los hombres de la redacción

¿Por qué es tan placentero?
Colegialas. Nada más qué decir.

¿Y la culpa de dónde?
Este fetiche puede llevarte a la cárcel.