Instructivo para ser una Kardashian

Aquí no aplica el 'tipo bien'

Getty Images

Las puedes amar, las puedes odiar o en una de esas vives en la luna y no tienes idea de qué te estamos hablando. Pero Kourtney, Khloe y Kim tienen algo ha logrado acaparar la atención de los medios y aumentar sus cuentas bancarias en muy poco tiempo. 

Este trío ha hecho un emporio de la nada. Tienen su propio reality show, son portada en las principales revistas del mundo, tienen perfumes, marcas de ropa, libros (si, libros) tiendas en varias ciudades de Estados Unidos y un gran etcétera. Todo esto dirigido por su madre, Kris Jenner.

Su apellido es sinónimo de escándalo, pero también es una marca bastante redituable. Han hecho de sus vidas un espectáculo al que todos los televidentes están invitados.

Te compartimos algunos pasos que puedes seguir para alcanzar el éxito al estilo Kardashian. No te garantizamos que te funcionen, pero tu échale ganitas.

 

1. Es indispensable que tu nombre inicie con la letra “K”. Si te llamas Krystal, Kristina o Karime ya tienes puntos a tu favor.

2. La mejor manera de ascender a la fama, de manera rápida y efectiva, es hacer público (sin querer obviamente) un video en el que estés demostrando tu amor de manera explícita por tu pareja. Lo que es lo mismo: grábate teniendo relaciones sexuales.

3. Tu matrimonio no debe durar por ningún motivo más de 72 días. No te preocupes, puedes iniciar nuevas relaciones sin estar divorciada. El papeleo se arregla después. 

4. Embarázate de un rapero (o hip hopero) más excéntrico que tú. A lo mejor te roba un poco de atención, pero cuando asistan a eventos públicos pueden disfrazarse de manera coordinada. Una monada.

5. Y ya que estamos en eso. En cuestión de ropa opta por escotes vulgares, zapatos incómodos, exceso de transparencias y muestra tu ropa interior a la menor provocación.

6. Puedes arriesgarte a cantar. Si te falla eso de la voz melodiosa, consíguete un productor que haga el intento. No te garantizamos que salga bien, pero darás de qué hablar.

7. Apuesta por el maquillaje llamativo (pestañas postizas, rimel en exceso, smoky eyes a todas horas del día, plastas de base y polvo), la idea es que luzcas irreconocible cuando estés de cara lavada.

8. Sométete a cualquier tratamiento que ofrezca mantenerte joven. No importa tu edad, entre más pronto empieces mejor. Intenta desde el botox hasta inyectarte tu propia sangre en el rostro. ¡Ay el horror!

9. Muestra tu vida entera por televisión. Desde tus peleas familiares, partos (así casual), malestares estomacales, borracheras, crudas. Total, si lo sabe Dios…

10. Siéntete orgullosa de tu cuerpo y sus curvas, lúcelas a la menor provocación.

11. Fíjate en los deportistas. Ahí está el amor, el glamour y claro, el dinero.

12. Tienes que posar en una revista para caballeros con poquísima ropa (o al natural), y después fingir arrepentimiento.

13. No temas a las malas palabras, un vocabulario florido (y explícito) es sinónimo de personalidad fuerte.

14. Si estas indecisa sobre tu destino vacacional, haz un sorteo con los mejores lugares (no olvides enlistar Bora Bora, Grecia, Egipto, Fiji o cualquier lugar exótico que se te ocurra).

15. No importa que le arruines la vida, ponle a tu hija el nombre más feo que se te ocurra. Se trata de llamar la atención, ya después le pagas la terapia.

16. Considera abrir tiendas de ropa con tus hermanas para no aburrirte. Es un gran pasatiempo. 

17. Indispensable vestir a tus hijos con marcas carísimas, desde el pañal hasta los mini lentes Vuitton. Nada de escatimar en gastos.

18Para ellos, si no eres guapo ni de buen cuerpo, puedes diseñar calcetines y colgarte del apellido que tus hermanas hicieron “famoso”.

19. Convierte a tu madre en tu manager. Ella debe manejar todo, incluso tus escándalos sexuales. Gran control de daños.

20. Finalmente, no te preocupes si no tienes algún talento destacable. Las Kardashians son la prueba de que puedes llegar muy lejos sin ser la más virtuosa… en nada.