Inaugurarán clínica para niños con trastornos neuropsicológicos

Será en agosto

El siguiente es un fragmento del reportaje “Otra mente brillante”, publicado en nuestro número de julio 2014.

Hay niños que sin saber nadar se lanzan a la alberca porque no saben medir el peligro. Otros interrumpen conversaciones y otros más podrían volverse la peor pesadilla de cualquiera porque hablan y hablan y hablan.

Todos, sin que sus padres lo sepan, pueden padecer trastorno por déficit de atención (TDA), el villano en esta película que es la vida de tantos niños, porque casi siempre es mal diagnosticado o confundido con otros problemas psicológicos, asegura Dulce María Carolina Flores Olvera, quien forma parte de la veintena de especialistas convocados por Unique y el diputado Rodolfo Ondarza Rovira –quien hace unos años practicaba neurocirugía computarizada estereotáctica y neurocirugía de invasión mínima y ahora preside la Comisión de Salud y Asistencia Social de la Asamblea Legislativa del DF– para participar en el “Foro de actualización e investigación neuropsicológica y médica en el niño”, que se realizó precisamente en la ALDF.76818

El TDA consiste en la falta de control de impulsos. Si el niño no está en determinada edad psicológica y no ha desarrollado ciertas habilidades, como la voluntaria –yo quiero, yo deseo, yo soy–, entonces se le tachará de distraído y se le dará su pastillita para que se calme.

En la terapia de la Dra. Flores Olvera, el famoso fármaco Ritalín, el más recetado para revertir el TDA, es siempre la última opción. Ella prefiere entrenar tanto al maestro como a los padres para que se cubran todos los ambientes en los que se desarrolla el niño.

Así se observan cambios a los tres meses. La clave, insiste, es desarrollar el autocontrol en el paciente. Un diagnóstico temprano permite la rehabilitación de los niños, así como saber la edad psicológica en la que se encuentra el pequeño. Que un niño no hable o no comprenda lo que se dice, por lo general a los dos años, o que no pueda desarrollar la lectoescritura, son focos rojos: señales de alerta que pueden significar problemas psicológicos. Existe una urgencia por crear una unidad especializada en pequeños con trastornos neuropsicológicos, como el TDA, autismo, depresión, ansiedad, bipolaridad y problemas de conducta y de lenguaje.76816

En agosto próximo, la Secretaría de Salud del gobierno capitalino inaugurará la primera clínica especializada en esta área en el hospital Galo Soberón, en el norte de nuestra capital, en la delegación Azcapotzalco.

Se llamará Clínica Especializada en Transtornos Mentales enfocada al Niño Autista, Centro de Salud Dr. Galo Soberón y Parra. 
Camarones y Norte 87, Sindicato Mexicano de Electricistas
5342 5544 

Lee el reportaje completo en nuestro número de julio 2014.

76819