¿Impresión en 3D?

Es una técnica reciente y permite crear cualquier producto

Especial

Un término que cada día cobra más fuerza y que vimos constantemente en el CES 2013 es la impresión en 3D. Seguramente te preguntarás “¿qué diablos es eso?”. La verdad cuesta trabajo imaginar cómo una impresora puede crear un producto tridimensional, pero tampoco resulta algo tan complicado cuando la ves funcionar.

¿Cómo se hace una impresión en 3D?

Para empezar, una impresión en 3D necesita un diseño en 3D, por lo que el grado de especialización es necesario (no cualquiera sabe usar un programa de diseño tridimensional). Una vez que se tiene el diseño, la impresora comienza a trabajar, inicia en la base y, como si fuera una pluma soltando tinta, libera una especie de resina o plástico que, capa por capa, empieza a formar la figura utilizando el principio de adición.

¿Y eso para qué sirve?

Cada día surgen nuevos usos e ideas para la impresión en 3D. En el plano comercial, con muy comunes las empresas que ofrecen la impresión de la funda o soporte de tu smartphone en 3D. Esto significa que puedes poner figuras o hasta tu propio rostro protegiendo tu teléfono, para traerlas en el bolsillo siempre; lo mismo sucede con artículos promocionales y obsequios que las marcas hacen en sus eventos, como es el caso de botones o lentes personalizados.

En el terreno científico la impresión en 3D también ha encontrado su nicho, ya que el mercado de las prótesis se ha visto beneficiado con estas técnicas; y no sólo hablamos de piernas y brazos, también hay piezas dentales que ya se están elaborando en impresoras de este tipo.

Por su parte, la NASA trabaja en el uso de polvo lunar para imprimir una estación espacial en la luna elaborada con materiales locales, lo que permitiría a los astronautas tener lo necesario para crear sus propias refacciones en caso de tener algún problema con la nave.

Para los estudiantes de arquitectura, diseño o ingeniería, la impresión en 3D les permite visualizar maquetas y dummys de sus creaciones antes de producirlas.

También el mundo de las réplicas ha usado la impresión en 3D para dar vida a personajes de videojuegos o comics que de otra forma no se verían materializados. De igual forma, el medio del entretenimiento está usando la técnica, como en el caso de la filmación de la película 007: Operación Skyfall donde la productora encargó tres modelos impresos en tercera dimensión del coche Aston Martin DB5 para ser destruídos durante el filme.

¿Y de a cómo?

Existen sistemas tan sofisticados como tu presupuesto lo permita, pero los precios para las impresoras caseras pueden ir desde los 1,400 a los 4,700 dólares, cada cartucho tiene un precio aproximado de 50 dólares y se compran por color o en paquete de gama de colores.

Más información en: 3dsystems.com

Como ven la impresión en 3D ofrece muchas opciones y posibilidades de desarrollo pero también aumenta el riesgo de piratería y copias ilegales de productos, por lo que la preocupación es evidente en las grandes marcas que ya preparan su arsenal legal para detener a los falsificantes y respetar los usos de derechos y patentes.

Checa este video de nosotros en el CES 2013 probando la impresión 3D.