Guía de saunas de ligue en la CDMX

A sudar y a gozar, que el mundo se va a cabar

iStock

IN MEMORIAM, Baños Mina

Ya sé que en estos tiempos de apps para ligar, hablar de baños públicos o vapores pareciera más una charla digna de la historia lejana del movimiento gay dictada por un Doctor en Paleontología pero la verdad es que durante décadas, especialmente antes de la pandemia del VIH, los relatos de los viejos sabios gays narran unas escenas que no sabemos si nos hablan de festines del placer o de batallas campales. Cuenta la leyenda ricos y famosos se daban sus buenos y tupidos baños de pueblo en estos vapores, muchos de los cuáles cayeron en el cumplimiento del deber para dar paso a una nueva geografía citadina, como los Mina, donde se supone construirán edificios de oficinas y departamentos. Aún recuerdo cuando llegábamos “en vivo”, muy temprano los domingos, después de haber hecho y desecho en alguno de los congales casi clandestinos de Eje Central, muy cerca de Garibaldi. Llegar desvelado a aplastarse y echarse una chelita, mientras se escanea a la flora —mucha flora— y la fauna que iba llegando de los mismos arrabales que uno era un deleite. Ni hacía falta la música porque el ambiente ya lo traíamos desde antes.

 

En fin, hay que decir que todavía hay varios de estos templos de la epidermis y la sangre erguida que se mantienen, como decía el spot de una obra de teatro de atrás tiempo (sin albur) y aludiendo a Virginia Woolf: “muertos por dentro, pero de pie, como un árbol”. A continuación una breve semblanza de algunos que alcancé a investigar:

 

Baños Xochimilco.
Tenía que empezar con estos, porque son los de mi tierra, donde también se cuecen habas, y que están reservados para el mercado local y para algunos aventureros del centro que quieren pasar desapercibidos. El general es frecuentado por los chacalitos del mercado, que no son gays pero son entrones. Es pequeño y casi todo tiene que ocurrir a la vista de todos a menos que renten aparte un baño privado. Están en el meritito Centro de Xochimilco, a contraesquina de la Parroquia de San Bernardino de Siena, por si saliendo quieres irte a confesar. (La confesión se vende por separado).
Los encuentras en la calle de Pino 56, El Rosario, entre 16 de septiembre y Benito Juárez, de 8:00 a 19:00 horas. Acceso general: $55.

 

Baños Estadio.
Mucho más grandes que los anteriores y aunque aún apartados de la gran mancha urbana, ya mucho más comunicados, están junto a los Almacenes El Sol y la estación del Tren Ligero más cercana es justo la del Estadio Azteca, que da nombre a este no tan coloso de Santa Úrsula, en cuya cancha, sin embargo, se han dado muchas muy buenas golizas, ustedes me entienden. Los privados pueden incluir jacuzzi, que vale mucho la pena si ya vas con alguien y en el general son un tanto mochos y de repente algún guardia de seguridad hace como que vigila para que los hombres sudorosos y semidesnudos estén rezando el rosario. Están ubicados en Calz. de Tlalpan 4341, Coyoacán, Bosques de Tetlameya, entre Renato Leduc y Luis Murillo, de 9:00 a 20:00 horas. Acceso general: $70.

 

Baños Rocío.
Los favoritos de Monsi, porque son los más cercanos a donde fue su casa, en la Portales, y porque la verdad le caen muy buenos chacales, también de mercado, y los de la del Valle y Narvarte que ya sienten que están lejos de sus casas cuando están en Calzada de Tlalpan. Aquí todo mundo es muy amable y sabedores de que el lugar es casi un destino turístico de la jotería chilanga, ya sólo falta que te den una visita guiada por los rincones donde el cronista de la ciudad compuso muchos de sus mejores ensayos. Estación Portales de la línea azul del Metro, de norte a sur. Enclavados en Calz. de Tlalpan 1165, San Simón Ticumac, delegación Benito Juárez, entre Antonio Rodríguez y Pascual Ortíz Rubio, de 6:30 a 20:00 horas. Para pasarla bien, lleva $100.

 

Baños San Juan.
Saliendo de la estación Salto del Agua de las líneas Rosa o Verde, en la calle de López, entrando por Arcos de Belén, entre diableros, comercios de mayoristas y muchísima gente, se encuentran estos clásicos de ayer y hoy donde uno de los atractivos son los masajes deliciosos que puede brindarte el personal, sabedor de todo lo que ocurre ahí y siempre respetuoso de todos los asistentes. No es muy grande pero también es espacioso, es decir, tienes suficiente espacio para maniobrar y deslizarte, posar, acomodarte y dejarte ver y tocar. Ubicados en calle López, entre Delicias y Vizcaínas,Centro Histórico, delegación Cuauhtémoc, de 8:00 a 20:00 horas. Con $90 estarás muy a gusto.

 

Baños Finisterre.
Enclavados en la San Rafel con sabor a San Cosme, justo a tres cuadras de la estación bajo este nombre de la línea azul del Metro, estos famosos baños son concurridos por un tipo de hombres distinto a los feligreses de los anteriores. Aquí casi todos están en el rango de los 20 a los 37 años y la mayoría son de clase media de corazón, a diferencia de los ya citados, donde frecuentemente asiste la sensualidad proletaria. Aquí la pose y el bufe son la constante, no sé por qué si todas son igualitas, muy de Zara. Los encuentras en la calle de Manuel María Contreras 11, entre Ribera de San Cosme y García Icazbalceta, col. San Rafael, delegación Cuauhtémoc. De 9:00 a 20:00 horas. Con $100 la armas.

 

Baños San Cristóbal.
De mis favoritos por muchas razones. Están apartados de la zona donde te encuentras a todas las comadres; sólo saber que están en Ecatepec le da un toque agreste que te garantiza un buen rato. Recomendados para quienes quieren cambiar de aires y para quienes no quieren ser sorprendidos por algún conocido en plena acción. Están muy cerca de la Casa de Morelos, un centro cultural municipal muy interesante (saludos a nuestra querida Josseline y a toda la banda de Comité Orgullo Ecatepec). La avenida es la carretera federal México – Pachuca, Vía José María Morelos y si no llevas auto en el paradero de la terminal Indios Verdes de la línea verde olivo del Metro, salen las combis que te dejan a las puertas del placer. También hay justo a dos cuadras una estación de Mexibús, Casa de Morelos. Aquí la diversión está garantizada. Los hallas en la Via Jose Maria Morelos 36, casi esquina con la calle de Homex, colonia Hogares Mexicanos, Ecatepec de Morelos, Estado de México. De 6:00 a 21:00, domingos hasta las 19:00. $70

 

Así que ya saben, si están cansados de las apps y quieren ir a lo seguro, a lo clásico, y en ambientes seguros, los baños públicos siguen siendo en el siglo XXI de la capital una opción bastante decente. Y recuerden que más vale pájaro en mano, que cientos volando.

 

#comper


También lee:

Este jueves se inaugura la línea 6 del Metrobús

7 puntos para entender a la nueva Ciudad de México

27 cosas que enfrentan las mujeres con bubis pequeñas