Garry Hoy

flickr.com/bradleygee

¿Quién era?
Un abogado en Toronto que realmente quería dejar bien claro su punto.

¿Cómo murió? 
No sé si esta muerte es irónica pero sí sé que la debo contar.  Resulta que nuestro amigo Garry estaba convenciendo a sus compañeros de trabajo de que los vidrios de las ventanas de su trabajo eran imposibles de romper, lo hacía aventándose hacia el vidrio y rebotando… hasta que la ventana del piso 24 se rompió, él cayó y murió. 

¿No era más fácil aventar una silla? ¿O a un enano?