Friedrich Riesfledt

flickr.com/Paraflyer

¿Quién era? 
Trabajador en un zoológico de Alemania.

¿Cómo murió? 
Estaba cuidando a un elefante que por lo visto estaba muy estreñido. Entonces, Friedrich decidió darle 22 dosis de laxante para animales, al ver que no pasaba nada le dio higos, fibra, ciruelas para ver si lograba algo. Aún así, nada. Después de tanto esfuerzo, Fried se frustró y finalmente le dio un enema de aceite de oliva para que el elefante defecara alrededor de 99 kilos de excremento en su cara, causando que tal expulsión de popó lo tirara. En la caída se pegó con una piedra en la cabeza y quedó inconsciente mientras el elefante seguía haciendo lo suyo. Murió sofocado bajo los humos de todo ese popis.

Si tuvo hijos, asumo que odiarán a Dumbo por el resto de sus vidas.