Frases que dicen que decimos los chilangos al saludar

Buenas las tengas... y mejor las pases

Si tienes tele, ahí te ves

Aquí, un listado de saludos que dicen que decimos los chilangos. ¿Será verdad? ¿Será que todos los chilangos han usado alguno de ellos, aunque se consideren el papalord o la lobuki del vecindario?

Que no se diga jamás que no saludamos y nos despedimos, tal como nos enseñaron nuestras venerables madres. Aquí les van:

¿Qué onda?

De este saludo podemos encontrar:

– ¿Qué hongo?

– ¿Qué Honduras?, ¿qué Honduras con las verduras que andan bajas las temperaturas?, ¿qué Honduras mi Nicaragua?

– ¿Qué ondita con el pandita?

– ¿Qué hondón, Ramón, con el camarón? (y si el camarón aguanta… Ramón, presta pa’ la orquesta)

– ¿Qué hondón?

– ¿Qué rollo, Goyo?

¿Qué pasa? o ¿qué pasó?

– El mítico y legendario: ¿qué pedo? 

– ¿Qué Pedro, Pablo?

– ¿Qué pedo? Dijo Alfredo.

– ¿Qué pez, Aquaman?

– ¿Qué pasión?

– ¿Qué epazotes?

– ¿Qué pasitas?

– ¿Qué Pachuca por Toluca?, ¿qué Pachuca por Acámbaro?

– ¿Qué pasotes con tamaños zapatotes?

– ¿Qué transa? 

– ¿Qué transita por tus venas?, ¿qué transita por tu avenida?

– ¿Qué trampa, cazador?

– ¿Quiúbole?

¿Cómo estás?

– ¿Cómo estanques?

– ¿Cómo estanques, mi pescado?

– ¿Cómo has Estados Unidos? ¡Hace milanesas que no te bisteces!

También aplicamos:

– Buenas las tengas y mejor las pases.

Y para despedirnos:

– Cámara: aquí hay un debate. Algunos dicen que se debe a que cuando alguien pasa frente a una cámara se despide con la mano. Otros dicen que la frase completa es: ¡cámara, pivote y rin! y unos aseguran que viene de “camarada”.

– Como dijo el cirujano: parto con dolor.

– Como dijo el Santo Papa: chin, chin, Jalapa.

– Como dijo el resorte: me restiro.

– Aquí se rompió una taza y cada quien para su casa.

– Aquí se rompió una jerga y todos se van a la… 

– Ahí nos vidrios.

– Ahí nos vemos, cocodrilo.

– Ahí se ven… tilan.

– Nos vemos al ratón le gusta el queso y a la ardilla, la tortilla.

– Nos vemos al ratón vaquero que sacó sus pistolas y me dijo a solas.

– Ya comí, ya bebí, ya no me hallo aquí.

– Este muñeco cambia de aparador.

– Este osito de peluche ya se va para su estuche.

– Cada chango a su mecate.

– Si tienes tele, ahí te ves.

– Si tienes lavadora, ahí lavemos.

– Pórtate mal y cuídate bien.

– Bueno, ahí Oslo… (laváis).

¿Los han utilizado? Si se les ocurren más compartan sus conocimientos. Ahí se ven. 

También checa:

– El origen de frases como ‘sepa la bola’
– Albures de emergencia
– La retórica chilanga