Mil y un usos de la palabra ‘pedo’

Formas en que los chilangos la utilizamos

iStock

Este artículo es otro pedo. Les vamos a enseñar 15 usos y significados que los chilangos le damos a esta palabra. Según nosotros quedó al puro pedo, así que no la hagan de pedo con que no les gustó.  Compártanla sobre todo con sus amigos extranjeros, que siempre se muestran incrédulos ante todas las maneras en que utilizamos esta dichosa palabra.

¡Agarra el pedo, carnal!

Funciona como sinónimo de “agarrar la onda”, una sutil invitación a que te pongas a las vivas en la comprensión de un asunto en particular: “¡no te duermas, agarra el pedo!”. También es una invitación a que seas más empático con alguna situación: “agarra el pedo carnal, no me han depositado, mañana te pago”. 

Ya ando bien pedo. ¡hic!

La peda es el sinónimo de la borrachera, de agarrar la jarra, de ponerse una briaga. Pueden ser caseras o de antro, dependiendo de los gustos y los presupuestos. Por extensión, el que anda en la peda, es el pedo, el borracho, el briagoberto. Hay quien se empeda con Tonayan y quien lo hace con champaña. Pero al final todos terminan como pucha de pingüino: hasta el piso. 

[Checa aquí algunas frases que delatan que ya eres todo un ñor]

A ver, a ver, no la hagas de pedo

Hacerla de pedo es tirar bronca, hacerla de jamón. Hay veces en el que el pedo (el borracho) no agarra el pedo de que ya está muy ebrio y por todo la hace de pedo. A este fenómeno también se le conoce como malacopear. Pero no es necesario andar entonado para hacerla de pedo, hay gente que es pedera por todo y hace problemas a la menor provocación, de esos que hasta lo que no comen les hace daño. 

¿Qué pedo?

Sabes que tu relación amistosa es realmente sincera cuándo cambias el “¿qué tal?” o el “¿qué onda?” por un enjundioso “¿qué pedo?”. Es una manera cercana, alivianada y sincera de preguntarle a alguien cómo va su día. Cuando alguien pregunta “¿cómo estás?” en automático uno contesta “bien”, por educación. Pero el “qué pedo” va más allá. Puedes contestar tu estado de ánimo, lo que estás haciendo, de lo que traes ganas. 

¡¿Qué pedo?!

No confundir con el modismo de arriba. La intencionalidad y entonación lo son todo. Este es el equivalente mexicano del “WTF?”, y lo usamos cuando queremos expresar una sorpresa desmesurada. Pongamos un ejemplo. Estás en el antro con tu amigo el “Cuasi”, te lo llevas para verte más guapo a su lado por puritito contraste. Al final de la noche el Cuasi se ligó a cuatro morras y tú más solo que Hans Solo. Y a ti sólo te resta exclamar: ¡¿QUÉ PEDO?! 

¡Está al puro pedo!

Algo que está al puro pedo, es algo que está excelso, chingón, en su punto. No hay argumento más veraz de que algo no puede estar mejor. Supongamos que vas al mercado de autos, pues te quieres hacer de una navecita seminueva porque la patria no da para más. Te gustó uno que no se ve tan traqueteado, pero carrocerías vemos, motores no sabemos. Le preguntas al vendedor que si se encuentra en buenas condiciones y él te contesta: “¡No mano, este coche está al puro pedo!” Y pues le crees, porque “estar al puro pedo” es estar dos rayitas arriba de la excelencia. 

[60 frases inmortales de Frida Kahlo]

¡No mames, esa peli es otro pedo!

Ser otro pedo es estar en un nivel fuera de esta dimensión. Cuando una peli es otro pedo, es que te va a cambiar la vida. Cuando una chava es otro pedo es que es guapa, inteligente, divertida y encima es cero mamila. Así que ya sabes, cuando alguien te tiene en la más alta estima, se expresará de ti como una persona que es “otro pedo”.

Bu, ya ni pedo L

Es nuestra manera de expresar resignación ante un evento al que le habíamos echado ganitas y finalmente se cebó. Como cuando aplicamos para una chamba chingona y resulta que se la dieron al amigo del primo del jefe y nos quedamos con el coraje entripado. Decimos “ya ni pedo” cuando en realidad quisiéramos decir “hijo del hule, yo lo hubiera hecho más chingón”. 

A ver, bájale a tu pedo

Decimos esto poniendo la palma de la mano abierta hacia el susodicho que está armando una bronca innecesaria. Es la manera de mantener a raya a alguien que se está pasando de intensito. Esta expresión tiene unos memes bien chidos: uno de un ejecutivo y el inmortal de Carmelita Salinas en su trajecito sastre azul. ¡Adorada! 

[¿Quién se murió en Barranca del Muerto? y la explicación a los nombres de varios sitios chilangos]

Ya se despedorró

Usamos esta frase cuando algo se descompuso o sufrió una avería. Es el equivalente al “ya se chingó” para referirse a un daño físico. Pero también significa que algo más allá de la descompostura, quedó totalmente pa’l perro. “Perenganito iba manejando pedo y despedorró su coche contra un poste, el muy animal”. ¿Se dan cuenta cómo la palabra pedo aparece mezclada en sus diversas variantes? 

¿A poco no estuvo otro pedo este recuento? No olviden mostrarle esta nota a los que no agarran el pedo de cómo nosotros los chilangos usamos esta palabra. Y si tienen algún uso que creen que se nos haya pasado, para eso están los comentarios. No tenemos pedos con que nos enseñen.