Facundo Cabral

¡Ay, dolor!

 

¿Quién es este tipo?

Facundo entra en la misma categoría que Serrat: son cantates de protesta, no comerciales, a quienes por ejemplo nunca hubieras visto en “Siempre en domingo” (gracias al cielo). La leyenda de Cabral es medio jalada de los pelos, tenemos que admitir, con una infancia errática que incluso lo llevó al reformatorio. Encontró a dios gracias a un vagabundo (se dice) y luego fue descubierto mientras chambeaba en un hotel con su guitarra. Argentino influenciado por Borges y hasta Gandhi.

 

¿Qué cosas canta?

Podríamos decir que canción de protesta de muy alta factura. Además, también escribió. Un título que nos gusta en particular: “Ayer soñé que podía y hoy puedo” (tomen eso, libros de autoayuda).

 

¿Por qué le gusta a mi mamá?

Por todo el romanticismo trágico, sublimado, socialmente consciente que envolvía a Facundo Cabral. Era casi como escuchar a un mártir que se hubiera superado a sí mismo.

 

Exitazo

La que lo dio a conocer, “No soy de aquí, ni soy de allá”.