Estoy en mis días

Efectivísimas

¿Cuándo la usas?

Cuando estás de mal humor y tu novio se queja, cuando no te quisiste arreglar y te quedas fodongota, cuando no quieres ir a trabajar (el cólico es la mejor excusa). Para lo que quieras, es infalible.

¿Cómo continúas con la farsa?

Los días antes y los días después, gracias al síndrome premenstrual este pretexto alarga su tiempo de vida, puedes hasta decir que seguro tienes quistes y por eso cada vez te duele mucho.

Nivel de efectividad:

5, es buenísimo, si se lo aplicas a un hombre, intimidado comprenderá. A una mujer solidaria entenderá.