Es su eterno juguete nuevo

flickr.com / Ricky Romero

Nunca, jamás paran de presumirlo. Nunca jamás. Que si la
aplicación nueva, la foto que tomaron, el twit gracioso que acaban de leer, la
funda que compraron, el gelaskin que le pusieron, blah, blah y más blah, blah,
blah.  Y nosotros ahí, pensando que
todo eso ya nos lo enseñaron la semana pasada e inventando excusas para no
verlos el fin porque sabemos que sucederá lo mismo.

Inventando excusas para no vernos el fin porque sabemos sucederá lo mismo.

Ah, y eso no acaba ahí, también lo presumen en Internet. Se la pasan preguntando si alguien sabe dónde descargar un buen
juego o si les pueden ayudar a poner el acento –o la ñ–. ¡Ya! ¡Supérenlo!