Ernesto El Vampiro

nostalgia

 

 

Una de las caricaturas más entretenidas, pero a la vez raras. La cosa es esta: tienes un vampiro y en cada episodio él descubre algo raro y busca de qué se trata hasta que, por azares del destino, está a punto de morir y lo siguiente es verlo como despertando de una pesadilla. Tenía que ser francés, claro. Puede decirse que, por esta descripción, resulta algo tétrico, lo cierto es que resultaba muy divertido. Y con la idea de que todo era una pesadilla, tal vez concluías que todos los vampiros sueñan con eso, aunque sean… pues ya sabes, inmortales. Tétrico o no, era una de las preferidas de ventana de colores, comúnmente la pasaban cuando terminaba el bloque de caricaturas. Pulgares arriba!