¿Eres un chacalohot?

Si te identificas con estos puntos... ¡Felicidades!

Getty Images

El cortejo es un lenguaje que sólo los caballeros saben pronunciar; un ritual cuasi divino destinado a despertar las más bajas pasiones del ser humano; un camino que conduce a ‘eso’ que los poetas llaman amor. El ligue, por su parte, se trata de mirrreyes, lobukis y uno que otro chacalohot” afortunado

Y es que desde hace miles de años, la sabiduría occidental nos ha enseñado que, así como la tierra es de quien la trabaja, las mujeres también. O al menos eso es lo que puede explicar por qué algunos caballeros con apariencia sospechosa caminan, presuntuosos, tomados de la mano de una bella mujer. Sin embargo, no todos son tan afortunados. 

Según estudios (nada) serios, en los últimos años una nueva especie de hombres ha estado rondando por el mundo de la fiesta; sujetos que tienen el mismo carisma que un electrodoméstico y la belleza de un tronco. La ciencia los denomina chacalohot, ellos se dicen así mismos “conquistadores”; las mujeres (por lo general) les dicen: “NO”. 

Hacemos hincapié en el “por lo general” porque, según (ning)una encuesta reciente, cientos de mujeres han confesado que, al menos una vez en su vida, han tenido sus “negocios” con un hombre de apariencia, digamos, “difícil de presumir”, por lo que optan por callar sus aventuras y guardar el secreto bajo cadenas. 

Uno de cada 5 hombres es un chacalohot*. Así que, si después de leer estos puntos, no identificas a ninguno de tus amigos como tal, lo más probable es que tú seas uno de ellos. Lo que quiere decir que ellas no te buscan por tu belleza, ni por tu inteligencia, ni por nada. De hecho, no te buscan: tú llegas y, al final, sólo te utilizan. O algo así.  

#1 El alcohol (en ellas) SIEMPRE es un factor

Hay quienes utilizan amuletos para estimular su buena suerte, otros analizan cada aspecto de la situación para obtener mejores resultados. Tú, en cambio, usas al alcohol como tu mejor aliado. Cada conquista tuya es lograda gracias a tus amigos Jack, Johnny, Jim o José. Sin ellos no eres nada, ni nadie. Y de ser todo un campeón, al día siguiente te vuelves la encarnación de la cruda moral.

#2 Jamás te hacen cumplidos

Lista de piropos que no escucharás de parte de tu conquista:

– ¡Qué guapo eres!

– Me encantas.

– ¡Todas mis amigas quieren contigo!

– ¡Estás hecho un cuero!

Lista de piropos que sí escucharás de parte de tu conquista:

– Eres muy buena onda.

– …

#3 Nunca te presentan a sus amigos

Siempre que haya una reunión en casa de la bff de tu ligue, se levantará una muralla de pretextos para que no asistas como invitado a la reunión. No importa lo que hagas, jamás podrás introducirte a su círculo social. En resumen: le gustas, pero a escondidas. Lo que nos lleva al siguiente punto.

#4 Sus encuentros se dan en lugares oscuros

Aclaración: el albur de este punto no fue intencionado. 

Cuando ella te llama, sólo tiene una cosa en mente: llevarte a lo oscurito, donde nadie los vea. Pero no por “traviesa”, o por salvaje, sino porque, pues qué oso que la vean contigo, ¿sabes? Ya sea en algún Blockbuster, o en medio del bosque, sus encuentros se tienen que dar en un sitio donde nadie vaya y sean libres, libres al fin. 

#5 Evitan cualquier tipo de intimidad emocional contigo

Justo cuando empiezas a creer que ella se derrite por ti y que te desea locamente, te topas de frente con una pared de ladrillos que impide tu paso al terreno de lo ‘emocional’. Es decir, nunca hablan de sus sueños, sus anhelos, o su futuro contigo. Sus conversaciones son triviales, efímeras, nunca discuten nada importante. Pero, tranquilo, viejo. Los chacalohot están de moda. Tú tranquilo.

¿Conoces o eres o has estado con un chacalohot?

*Datos totalmente inventados.