Entre predial y berrinches

Más malas noticias para los defeños: ya vienen los aumentos en el predial y agua. 

Y es que, según el Programa de Modernización Catastral de la Tesorería del DF, para 2011 se pretenden recaudar 400 millones de pesos más que este año que está por terminar… ¡qué bien!

Y de pronto reaccionamos.

Serán 50 mil capitalinos los que, a partir del 1 de enero paguen 30% más de impuesto predial y agua. O sea, las cifras de recaudación se oyen muy bien, pero ¿será igual para quien pague el recibo?

Y hablando de dinero, quien anda mega emberrichado es nuestro jefe de Gobierno, Marcelo Ebrard, porque dice que el Gobierno de Felipe Calderón le debe 350 millones de pesos para reparar las instalaciones eléctricas que ya andan bien fregadas y cuyos cables tienen 40 años de antigüedad.

Seguro se enteraron de que el miércoles explotó una subestación eléctrica (o sea, el cableado subterráneo) en el Centro Histórico y el incendio dejó heridos. 

No es la primera vez que esto pasa. Hace unos meses, me tocó la explosión de una coladera del Zócalo: el estruendo rompe vidrios, la presión provoca que la tapa de metal se levante del suelo por lo menos metro y medio –con una potencia horrible– y casi siempre hay gente herida por el fuego.   

Los peatones van en su pequeño mundo infantil y de pronto una mufa (subestación eléctrica) enloquece y ¡boom!

Como sobreviviente de una explosión (ok, ok, exageré), les pido que #porfavorcito dejen de hacer berrinche y decidan quién pagará qué cosa y arreglen de una vez el cableado que pone en riesgo a todo aquel que pone un pie en el Centro Histórico.