En el coche

Si se acabo el amor...

Flickr / Tamsin Slater


En qué consiste:
Hay de dos: si tú vas manejando (obvio en tu coche), comienza una discusión, en la que resultes víctima, así de la manera más decente podrás pedir a tu copiloto (futuro ex) que descienda. Ok ¡seamos sinceros! Por más decente que seas eso es una patanada pero bueno, puede funcionar.

La otra opción es: que tú seas el copiloto, inicias una de esas conversaciones de “creo que no está funcionando” y antes de que tu pareja pueda responder, tú ya saliste por pies del vehículo. Tú ex no podrá hacer nada pues tendrá que seguir conduciendo, para cuando intente estacionarse tú ya no estarás visible.

Probabilidad de morir después del truene:
Alta, depende por donde vayas circulando POR FAVOR no bajes a tu ex en pleno periférico, ni te lances a la huída en medio de Constituyentes.

Rutas posibles de escape:
Existe toda posibilidad de escape, si corres mientras tu ex pareja conduce no te encontrará, esperemos que no le valga y deje el auto, con todo y motor encendido a la mitad de la circulación. Y si vas manejando obvio le será imposible alcanzarte a pie. ¡Ouuuch!