Pizza y diseño mexicano en el Salón del Mueble

Un Chilango en Milán (parte 3)

Seguimos con nuestro reporte desde Milán. Nuestro tercer día inició a las 9 de la mañana desde una de las galerías más reconocidas del mundo del diseño: Spazio Rossana Orlandi. Resulta que Rossana es uno de los nombres más importantes de la promoción del diseño y es que su galería funciona como una incubadora de talentos emergentes, pequeñas empresas exclusivas o un espacio para las tendencias que ella descubre por todo el planeta.
 
Hice cita con Rossana porque conocer la colección de cerámica de Arita. Una ciudad japonesa con tradición de porcelana del siglo 17 que cuenta hoy con 150 productores locales capaces de fabricar con procesos y materiales únicos lo que ellos llaman “Aritaware”, pues han de saber que Arita es el epicentro de la fabricación de porcelana japonesa. 
 
Al interior de la galería de Rosanna Orlandi este año se presentaron otros proyectos muy interesantes y es un lugar que, si te gusta el diseño tanto como a mí, no puedes perderte; incluso es posible desayunar en el jardín que se encuentra en la entrada con el ya característico anuncio con las letras rojas Ro.
 
 
Como en cualquier viaje, al venir a Milán hay que traer zapatos cómodos. Pueden ser tan trendy como tú quieras pero, neta, piensa en que sean lo más cómodos posibles pues tendrás que caminar de un pabellón a otro y entre eventos por largo rato. Las distancias son muy largas así que la comodidad es primordial.
 
Ya de vuelta en el recinto ferial, en el  stand Lasvit me gustó la instalación que presenta luz automatizada capaz de reaccionar al movimiento de los usuarios. Otra prueba de que diseño y tecnología se encuentran cada vez más cerca.
86979La instalación de Lasvit
La instalación de Lasvit (Rodrigo Fernández)
 
Creo que no les había contado que la feria cierra diariamente a las 18:30. Cerca del cierre los stands hacen brindis así que es la mejor hora para visitarlos, jajaja. Eso sí, estás advertido que volver a la ciudad al cierre de la feria puede tardar bastante tiempo pues son miles de personas en las estaciones de metro. Lo mejor es comprar un pase semanal que incluya los trayectos a la feria y así evitar las largas filas en las maquinas de boletos.
 
De regreso a Milán la mayor parte de la gente se la sigue en todos los eventos “Fuori Salone o Fuori Expo”, que suceden durante toda la semana en diferentes horarios. Lo mejor es revisarlos en la guía de la revista Interni pues es la más completa.
 
Y llegó el turno de visitar el primer pabellón de diseño mexicano en Milán. Irma Rodríguez es una emprendedora mexicana que vive por acá y junto con sus socias tomó la decisión de organizar este evento en Ventura Lambrate, una zona de Milán emergente reconocida por proponer exhibiciones de universidades, estudiantes y diseñadores jóvenes. Juntaron a un grupo de diseñadores mexicanos como David Pompa, Ricardo Casas, Midim y Valentina González. 
86978Irma Rodriguez en Mexican Pavillion, en Milán
Irma Rodriguez en Mexican Pavillion, en Milán (Rodrigo Fernández)
 
Llegado el final del día la última parada es la universidad estatal, la Universitá Degli Studi di Milano que cada año presenta en este impresionante edificio una serie de exhibiciones patrocinadas por la revista interni.
86977Nos encontramos esta instalación de Veuve Cliquot en la Universitá Degli Studi.
Nos encontramos esta instalación de Veuve Cliquot en la Universitá Degli Studi. (Rodrigo Fernández)
 
Este año todo gira en torno a las energías renovables y al uso de la energía y la tecnología como factor de cambio. También podrás ver un lipstick gigante o una maqueta del pabellón cero de la Expo 2015.Por la noche es un lugar lleno de gente y cierra tarde, así que podrán visitarlo al terminar el día y tomar un descanso. Sin duda, una parada obligada e impresionante.
86976Maqueta del Pabellón Cero de la Expo 2015
Maqueta del Pabellón Cero de la Expo 2015 (Rodrigo Fernández)
 
Si tienes hambre y te quedan energías (ya son pasadas las 11 de la noche) lo mejor es correr a Via Santa Radegonda por una rebanada de pizza de Spontini. (Justo la que pusimos como foto prinicipal de esta nota, uff). Es una pizzería de alta tradición italiana desde 1953. La mejor forma de finalizar un día de inspiración.
 
Chilangas y chilangos, dulces sueños, aquí ya despertamos y nos espera un día intenso. 
Mañana tenemos una fiesta en el Palazzo Fondazione Serbelloni. Ya les contaré.