El Pípila

De la redacción

¿Y este, qué?
Esta leyenda histórica es probablemente una de las más grandes y enigmáticas en nuestro país. Algunos niegan su existencia, otros afirman que su nombre es Juan José de los Reyes Martínez. Lo importante no es eso, sino que dicen los que saben que este minero, a la mitad de una batalla pesada, tomó una loza pesadísima para cubrirse de los disparos y llegó hasta la puerta de la Alhóndiga de Granaditas para que los indígenas, mestizos y criollos le dieran en la torre a los españoles en Guanajuato.Un verdadero héroe nacional, recordado no por su nombre, sino por su apodo.

¿Cómo sería en la peda?
El pípila es un hombre recio, rudo y enojado. Desde hace 150 años abrió su bar, que atiende junto al Callejón del Beso en la capital guanajuatense. Siempre está tratando de ver quién está más pesado en tomar tragos, o en las clásicas ‘fuercitas’. Obvio, el Pípila siempre se las parte a los demás. Y qué bueno, ¿eh? nadie quiere a un tipo frustrado porque la historia no lo reconoce correctamente echando tiros al cielo. Eso sí, cuando se pone de buenas, invita rondas de “Llamaradas Alhóndiga” para todos.