El Periodista Duro

Del editor

 

Cómo detectarlo

Fuma en demasía. Sabe más de tu vida que tu propio Facebook. Antes habló con tus amigos, tus exnovias y tus profesores de primaria. Te suelta el pie de un terrible complot gubernamental con fuentes improbables, sólo para ver si acaso tú sabes algo que le sirva. Te desprecia y desprecia a la revista.

Por qué llega a Chilango

Le dijeron que acá sí puede publicar reportajes largos. En relidad leyó Chilango una vez, hace tres años. De hecho ya tiene el artículo escrito, sólo quiere ver en dónde lo coloca. Lo malo es que ese artículo nada tiene que ver con la revista.

Qué artículos ofrece

“En los intestinos de la corrupción policiaca”, “Elba Esther Gordillo sabía que las Hummers eran robadas”. Y sólo por si pega, el artículo de sus sueños: “Guía de table-dances”.

 

Otras columnas de “EL” editor
Notas que nunca publicaríamos