El Mercado Michoacán, el corazón de la Condesa

75 años de historia. ¡Pásele, marchante!

Claudio Gardea

Si andas en la Condesa y pasas por el cruce de las calles Michoacán y Tamaulipas te encontrarás con una construcción que no es lo que parece y, para hacer más grande la confusión, en la fachada saltan a la vista algunos personajes de la Guerra de las Galaxias, lo que le da un fuerte aire de cineclub sobreviviente de otros tiempos.

Un mercado muy peculiar

El Mercado Michoacán no es peculiar solo por su apariencia, sino también porque únicamente vende alimentos. Desde sus orígenes, que se remontan al año de 1941 (de acuerdo con el libro DF Festivo Mercados de la Ciudad de México), ha sido así.

Es una pequeña construcción, de menos de 400 metros cuadrados, donde se vende carne, pollo, futas, verduras, crema, quesos, tortas y comida corrida, pero nada más, solo alimentos. Y se entiende, porque surgió para acercar a las familias de la zona los productos necesarios para su alimentación.

¿Y la fiesta, apá?

Otra de las características muy propias del Mercado Michoacán nos tocó comprobarla el  pasado jueves 4 de febrero, cuando, como buenos chilangos, nos lanzamos a celebrar con los locatarios un año más de vida del mercado, pero al llegar nos encontramos con que no hubo música, globos, regalos, ni rifas para sus clientes.

Lo que en la mayoría de mercados es una romería, en éste pasa inadvertido, como nos lo platicaron la señora Paula Torres Hernández y el señor Gustavo Ferreira Olivares, quienes forman parte de los comerciantes del mercado. Ellos coincidieron en que durante el tiempo que llevan en ahí nunca ha habido celebración por el aniversario del mercado. 

La colonia cambió y su clientela también

Paula vende comida corrida en “Antojitos Mexicanos Elvia”,  un negocio que empezó su mamá hace unos 35 años, al que visitaban clientes famosos como el futbolista Paco Palencia y Yolanda Montes “Tongolele”, quienes dejaron de ir hace mucho “debido, probablemente, a que se fueron de la colonia por el  cambio que se registró en ésta al abrirse muchos restaurantes y antros”, dice ella, y con una sonrisa en los labios expresa que quien va a comer seguido es Víctor García, de “La Academia”.

Gustavo, quien vende frutas y verduras de primera calidad, cuenta que él está en el mercado desde 1979, que empezó a vender en los puestos de sus papás como a los 18 años y “he visto cambiar al mercado, pues antes como un 90 por ciento de mis clientes eran israelitas, pero se han ido de la colonia, que ha cambiado y en el mercado también lo notamos”, señaló.

Dice que ahora en la Condesa viven muchos extranjeros y coincide con Paula en que antes tenía como clientes a varios famosos. Aunque dice que su memoria no le ayuda a hacer toda la lista, recuerda que la actriz María Sorté y el futbolista Alberto García Aspe eran sus clientes habituales y que también compraban ahí la actriz Leticia Perdigón y el ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez junior, quien fue Presidente Deportivo de los Pumas.

Ser parte de los cambios

Los ojos de Paula se iluminan al recordar cuando familias enteras iban a desayunar al mercado y su mamá hacía sopes, quesadillas, gorditas, atoles y hasta pancita los sábados, y, aunque dice que todo eso ya no lo hace porque ya no lo compran. Pero también  dice que el suyo sigue siendo negocio y que sigue haciendo con mucho gusto la comida típica mexicana en cazuelas, como es la tradición, para su clientela que en su mayoría son oficinistas.

Gustavo también dice que su negocio va viento en popa pues, como parte de los cambios, ahora, además de la clientela que compra para sus casas, muchos de los restaurantes de los alrededores, como Xel Ha, Matisse Bistro, Mala Fama, Café Toscano y el Sep´s, se abastecen con él y se entiende, porque basta con ver sus productos para saber que son totalmente frescos.

Un buen plan

Si vas al Mercado Michoacán aprovecha y date un rol por la Condesa para admirar sus casas, edificios, parques y glorietas, pues, aunque sea un lugar común hay que disfrutar las bellezas de esta ciudad. 

Al visitar el mercado considera que cada comerciante tiene su horario, por ejemplo Gustavo abre de 10:00 de la mañana a 8:00 de la noche y Paula de  8:00 de la mañana a 3:00 ó 4:00 de la tarde y, algo muy importante, ¡No pierdas de vista a las amenazadoras figuras de Star Wars, por si acaso! 


Además checa:

Estaciones del metro que cerrarán por visita del Papa

Memes y Vines de #YoEnElAmor

Raúl Araiza y su ‘chínguenle más