El Gato Negro

flickr.com / sean dreilinger

Si un gato negro se atraviesa en tu camino es de mala
suerte.
 

Hmmm.. ¿Por qué, señor
Zanassi?

Me alegra que preguntes. Aunque en Egipto se creía que el gato era el resurgimiento
de los dioses, siglos después la Iglesia Católica consideró a estos felinos como la reencarnación del Diablo
y muchas brujas los usaban como símbolos, por lo que eran quemados.

la Iglesia Católica lo consideró como la reencarnación del Diablo.

El negro se identificaba con el Diablo por ser el color de la noche, ¿lógico
no? 

En casi toda Europa y en
Norteamérica se cree que un gato negro trae mala suerte si se aleja de ti, pero
buena suerte si camina hacia ti. 

Conclusión:  El
gato negro no es de mala suerte, la Iglesia Católica como institución sí lo es.