El etílico

¡Ponte la del Puebla!

 

¿Cuál es?

Como su nombre lo dice, el que tiene que ver con las bebidas. Generalmente cuando se comparten (las caguamas, por ejemplo) o cuando el lugar en donde estás degustando unas copas cerró y sólo le queda media cuba campechana (y con los hielos derretidos) a tu compañero de farra.

 

¿Cuándo sí y cuándo no?

Cuando tienes confianza de pedirle un trago de su chupe a tu amigo, sí.

Cuando estás tan pero tan sediento que no puedes aguantar un segundo más, sí.

Cuando quieres ligarte a la pelirroja de vestido negro que tiene la mirada más sexual que has visto en la semana… NO.

 

¿Cuáles son las reglas?

No te tomes los hielos y los regreses.

No babees la botella.

No vomites en el vaso.

Sencillo, y mucho sentido común.