El ‘amistoso’

Échame la mano, mano.

¿De qué se trata?
Este es un paro literal. Je. Sucede entre amigos cuando están solteros y solitarios.

¿Cuándo lo aplicas?
Cuando estás teniendo una de esas pláticas de netas con tu amiga buenona con la que siempre quisiste. Entonces mientras ella te platica de su frustración sexual, tu te aplicas y le sueltas que tu también la pasas mal. Entonces aquí viene el “paro de cuates” o el “paro amistoso” en donde los dos se bajan la calentura y aprovechan para ver aspectos del otro que jamás se imaginaron conocer.

Los riesgos
Esta práctica se vuelve costumbre, y a menos de que quieras terminar casado y con hijos (en el mejor de los casos) hazlo una vez y sigue tu vida como sin nada. Millones de buenas amistades se tiran al caño diariamente por calenturientos. Ahora, que si no te importa mucho la otra persona y más bien quieres meterte en sus sábanas, adelante, pero jugar con los sentimientos de los demás está mal. Te lo advertimos.