El actor de la década

And the Oscar goes to....

RICHARD VIQUEIRA
El kamikaze del teatro
«Siempre firmo cartas responsivas, porque me dicen: Richard, nunca hemos hecho algo así en este teatro». Dramaturgo y director, este robusto becario del Fonca entró a la actuación para saber hasta dónde le podría exigir a sus actores. Para su primera obra, Vencer al senséi, contrataron a una enfermera de base, ya que hacía pasar katanas frente a las narices de los espectadores. De igual manera, afuera del Teatro Sor Juana donde se presentaba Por favor no envíen riñones por correspondencia, esperaba una ambulancia. Viqueira se propuso despertar al público, sólo que lo puso en riesgo, lo sacudió y lo hizo parte del guión. Ahora, no hay manera de salir indiferente de una obra con su nombre en el cartel.