Dinosaurios que viven en nuestro corazón

¡Ellos nunca se extinguieron!

Pie pequeño en busca del Valle Encantado

Gracias a Jurassic World la fiebre por los dinosaurios está volviendo con todo. Si bien estos simpáticos animalejos están oficialmente extintos, siguen vivos en nuestros corazones gracias a que la cultura pop los trajo de vuelta en diversas formas, ya sea en caricaturas, series, pelis o videojuegos.

Aquí les traemos un top, a ver qué les parece

Reptar

En teoría es un Tiranosario Rex, aunque los apéndices de su espalda son una clara alusión a Godzilla. Tommy y los demás chamacos de Rugrats viven fanatizados por este personaje televisivo, que dentro de la serie es toda una exitosa franquicia que tiene dulces, playeras y coches. En la segunda película Reptar es uno de los personajes principales y hasta tiene su propio parque de diversiones. Los chamacos de “Aventuras en pañales” (como se conoció a esta serie en Latinoamérica) están tan enajenados con el personaje, que una vez encontraron una lagartija y creyeron que era un reptar bebé. Aww.

El Carisaurio

Era un dinosaurio verde que salía junto con Adriana de Castro en la barra infantil de Canal 13, que se llamaba Caritrece, transmitido por Imevisión. Cuando Imevisión se transformó en TV Azteca y Caritrece se volvió Caritele ocurrieron algunos cambios: el Carisaurio que inicialmente sólo se comunicaba a chiflidos (en lo que residía gran parte de su encanto) empezó a hablar con una vocecita más bien chillona. Algunos nos quedamos extrañando al dinosaurio dientón del inicio, que la verdad estaba más cool. Aquí les traemos el debut y despedida del Carisaurio en el mundo del videoblog.

El Bebé Sinclair (el nene consentido)

Este bebé dinosaurio causó un verdadero furor noventero. Su imagen estaba por todos lados y no había escuincle que no tarareara “soy el nene consentido, suavecito y abrazable”. Algunos padres externaban su preocupación porque este dinochamaco fuera el rol model de los más peques del hogar, porque tenía por costumbre golpear a su papá en la cabeza con una sartén si no accedían a sus continuos berrinches.

Dino

Era el “perro” (¿?) de los Picapiedra. En algunos episodios se veía de color morado y en otros más bien magenta, cosa que nos hacía dudar si no era pariente de un camaléon o a los dibujantes se les acababa la tinta. Su comportamiento perruno llegaba a tal grado que incluso ladraba, aunque sabemos que los reptiles no pueden hacer semejantes sonidos. Además algunos culpan a esta serie de confundir a los niños haciéndoles creer que los cavernícolas coexistieron con los dinosaurios, cosa que JAMÁS pasó. 

Godzilla

Esta criatura japonesa es la onda. Muy a pesar de que en algunas pelis Godzilla es visto como una amenaza, la verdad es que es bien buena onda y muchas veces salva a Japón y a la humanidad entera poniéndose al tú por tú con los monstruos que amenazan a los nipones. Ya cuando Hanna-Barbera hicieron su versión animada crearon a su “sobrinito”, aunque la teoría de que es su sobrino es muy sospechosa porque eso supondría que existe toda una familia Godzilla. ¿Se imaginan? D:

Pie Pequeño (Piecito)

Es uno de los más recordados por su carácter bonachón y porque sabía sobreponerse a las cosas gachas que le ocurrían, como cuando su mamá muere en una pelea contra un T-Rex y él se queda huérfano. A pesar del infortunio, en honor a ella y sus enseñanzas se lanza a buscar el Valle Encantado y en el camino se encuentra algunos amigos con los cuales comenzaría a vivir muchas aventuras. Estos dinoamigos se convertirían en su nueva familia, demostrando así que a pesar de lo malo, la actitud es lo que más importa.

El Dinosaurio Anacleto

Su historia es conmovedora. Encarnado por el Dinosaurio Roberto de 31 minutos, nos narra cómo es que por cosas del destino no murió en la glaciación y siempre se sentía solito por no tener parientes. Un día Anacleto se pone las pilas y se inventa un show de TV que resulta ser una sensación, lo que lo catapulta a una vida de fama y excesos. Sin embargo, a pesar de estar rodeado de tanta gente, tampoco logra la felicidad. Finalmente se muda al campo y ahí sí encuentra a verdaderos amigos.

Barney

Ok, era un ñoñazo. Pero hay que aceptar que muchos todavía traemos pegadas algunas de sus rolas en la cabeza como “si las gotas de lluvia fueran de caramelo, me encantaría estar ahí” o “¿Quién se comió las galletas sin decir?”. Si no creen que este dinosaurio los marcó como reses forever and ever, intenten leer “Te quiero yo y tu a mí, somos una familia feliz” sin que les venga su voz de corneta a la mente. ¿Ah, verdad?

http://www.youtube.com/watch?v=_ujwMQ_wzsY

Rex

El Tiranosaurio Rex casi siempre es retratado como el más atemorizante y despiadado de los carnívoros, pero esta versión de plástico de los estudios Pixar es todo corazón. Él sabe que no tiene grandes dotes de maldad y por eso se preocupa porque Andy se vaya a dar cuenta de que no asusta y lo vaya a dejar de querer. A menudo se mete en situaciones jocosas por lo corto de sus brazos, lo que lo convierte en un dino aún más adorable. Les dejamos el corto que hicieron basado en él. ¿Ya lo conocían?

http://www.youtube.com/watch?v=K96e6Lx5kd0

Yoshi

¿Saben cuál es el dinosaurio favorito de los gamers? ¿No? Pues yo-shi. Badam pssst. Aunque su fisonomía es parecida a la de un T-Rex por ser bípedo y tener los brazos cortitos, también tiene algunas placas en la espalda que recuerda a los estegosaurios. Su nombre completo es T. Yoshisaur Munchakoopas y apareció por primera vez en Super Mario World, aunque el plan era que apareciera desde la primera entrega de la saga de Super Mario Bros. Desde que hizo su debut y hasta hoy día, Yoshi es uno de los consentidazos del mundo dino por su carácter de buen compañero.

¿Cuáles creen que merecían estar en este top y a cuáles mandarían directo a Botadero? Se aceptan sugerencias, aunque no esperen que cambiemos pronto el artículo porque tenemos los brazos muy cortitos y nos costó mucho trabajo escribir esta nota. 🙁

Y para seguir con la nostalgia, también checa:

– 5 cines que ya no son cines
– Lugares frikis en el DF: especial Star Wars
– 7 tiendas chilangas que ya no existen