Díganme que los lavó por favor

Los peores disfraces del crimen

flickr.com / queenBlingerie

Tal vez quería hacer del robo algo más íntimo o personal
pero este hombre robó un banco en Nueva Zelanda, Zelanda no Zelandia, con sus
calzones como máscara, un sombrero y un pedazo de metal bajo una toalla
que
parecía una pistola.

con sus calzones como máscara, un sombrero y un pedazo de metal bajo una toalla que parecía una pistola.

  Todo es algo
muy estúpido pero a fin de cuentas logró salir de ahí con 5,485 dólares y
eventualmente lo agarró la policía en la persecución.  En su defensa si alguien con un calzón en la cabeza llega a
robarme le voy a dar todo lo que tengo en el menor tiempo posible sólo por el
asco.  Y luego me voy a disfrazar
de él en una fiesta de Halloween. Asno.