Defiéndannos y Luego Atáquennos

flickr.com / sprovoast04

Es decir, defiendan nuestro espacio personal y luego
invádanlo.

Es muy molesto estar en un restaurante que tiene mesa en la banqueta, comiendo y que alguien llegue a venderte fuegos artificiales.

Es muy molesto estar en
un restaurante que tiene mesa en la banqueta comiendo y que alguien
llegue a
venderte fuegos artificiales.  Entonces, cuando vean a alguien que está haciendo esto, lleguen como los
héroes que son, díganle que no estamos interesados, que por favor se vaya y una
vez que hayan logrado esto, tengan nuestra confianza y agradecimiento eterno:
véndannos lo que traen.  Sí, es
probable que nos enojemos más con ustedes pero también es probable que riamos y
les compremos todos.  Inténtenlo,
nada es mejor que el ensayo error… bueno, tal vez poder volar, pero sólo
eso.