¡Viva el cura Hidalgo! Y sus ¡Francotiradores!

Durante un laaaaargo año todo olió a
Bicentenario.
Que si el torneo de fútbol Bicentenario, que si circulas
por el Circuito Bicentenario (mejor conocido por todos nosotros como
Interior o Churubusco), que si la Academia de TV Azteca Bicentenario,
que si Felipe Calderón el presidente del Bicentenario, que si toooodo
Bicentenario.

Así fue justamente como nos atiborraron con esa palabrita y no sé ustedes pero yo ya pedía esquina.

El Grito de Independencia de este año fue
distinto porque la inseguridad nos ha tenido a todos en una falsa calma.

Resulta que, como dice el refrán, "el miedo no anda en burro" y el
gobierno ya presintió que los capitos de la mafia no estaban nada
contentos con los golpes a sus "chavos"
: la
detención de La Barbie dolió y la de El Grande dejó vacío un lugar que los
narcos pelearán con uñas.

Este 15 de septiembre, el Centro de la Ciudad pretendió ser el lugar más seguro del mundo.