Díaz y Francia

flickr.com/leoncillo sabino

Una vez derrocado, Porfirio Díaz huyó a refugiarse aFrancia. Eso no fue sexy. Él tampoco lo era. Sin embargo, lo que sí hubiera sido es que en vez de quedarse por allá, hubiera regresado con un poco de lacultura romántica y sexosa que tienen los franchutes.

Hubiera regresado con un poco de la cultura romántica y sexosa que tienen los franchutes.

Besos atascados, mujeres topless en las playas, unos ricosvinos, unas bailarinas de Can Can, el acento, unas baguettes y unos quesitos. Podríamos decir cosas como "Te quierodar, mon chéri"  y eso señores yseñoritas, es sexy.