Cuidado con los desmayados

Los maestros y prefectos de secundaria tendrán que estar muy atentos de sus alumnos
porque uno que otro "gordito" seguro sufrirá desmayos.

 

 

Inconsciente, ese
Lujambio, ¡eh! Ya dejó a los chamacos sin gorditas, refrescos, papitas y
chocolates. Ajá, como no. Esa normatividad está de risa.


Les platicaba sobre mi llamada a la SEP.

Me comuniqué para pedir la lista
“preliminar y no permanente” de los alimentos que se podrán vender en
las cooperativas escolares: pistaches, chocolates con malvavisco, jugos, leches y néctares light
fueron palomeados. Las golosinas divertidas y adictivas parece que
quedarán fuera.

La verdad es que la medida sería buena, si fuera seria, si tuviera un sustento médico y no sólo respondiera a los intereses de empresas
refresqueras, de papitas y panes.


Pero, nada. Ya saben, las autoridades hacen tooodo a medias, Por lo pronto, ayer anunciaron
que el listado "no es exhaustivo ya que depende del registro de
proveedores en la sección correspondiente, por lo se hace una invitación
a los que tengan interés de incluir sus productos a que los registren
en la sección de proveedores".

O sea que si se inscriben otros (como el osito, la coca y la carita
feliz) pues podrán seguir vendiendo
. Y es que las reglas son muy confusas,
miren: “Se podría permitir la venta de bebidas con edulcorantes no
calóricos en porciones de 250 ml. o menos, sin cafeína y sin taurina.
También chocolates con 140 calorías y 40% de grasas totales por porción y
pistaches con 154 caloría
s.

¿Ustedes creen que alguien en la SEP contará las calorías y
revisará etiqueta por etiqueta? ¡¡¡Por Dios!!! Si el propio Alonso Lujambio
dice que los niños son remalos para las matemáticas y español… Imagínense.