Condesa-Roma

Sobre ruedas

¿Qué tiene de especial?
La Condesa y la Roma son dos colonias defeñas especialmente ciclista-friendly. Los condechis se pasean por las calles con soltura y tranquilidad, sin el temor a que los automovilistas les recuerden quién los parió y a dónde deberían irse de paseo. La vista es magnífica: gente con perros, algún artistillo y ancianitos haciendo ejercicio. El paseo es lento y surcado de obstáculos, pero agradable.

 

¿Por dónde me voy?
Si ya estás en la zona, te recomendamos calentar en algún parque. El México y el España son los de rigor.

Las calles más bonitas para recorrer:
Tabasco, Orizaba y Jalapa en la Roma. Ámsterdam en la Condesa, porque es como un laberinto elíptico en el que te puedes sentir como en la dimensión desconocida: no sabes dónde empieza ni dónde acaba.

¿Hay algún detalle extra?
Lo recomendable es salir muy temprano por la mañana, o al filo de la noche, porque de todos modos te las vas a tener qué ver con los conductores y no está padre andar cuidándose del atropello inminente. Llévate tu cadena con sus respectivas llaves, por si en algún momento quieres tomarte un café y recargar las energías.