Carnes procesadas al estilo mexicano

Si la OMS viera estos manjares, nos clausuraría el país

En su texto Evolución del taco y la torta compuesta, nuestro gran prócer Jorge Ibargüengoitia apuntaba: “Las tortas de Armando estaban hechas con carnes que a nadie le gustan ahora —lengua, galantina, queso de puerco— y se debían comer acompañadas de un vaso chicha y de encurtidos en vinagre”.

Pues sí: después de que la OMS declarara que comer embutidos y carne roja es más peligroso que el Chikunguya, todos volteamos a ver nuestra torta de la calle y pensamos ¿qué demonios hemos comido todos estos años? 

¡Pero éstos son tiempos modernos, chilangos! Hubo una época no muy lejana en la que las mamás retacaban nuestras tortas del recreo con embutidos y cosas poco menos que espantosas, pensando que nos nutrían. Dejen a un lado su chapata de jamón de pavo light y piensen que a los más viejos nos tocaron estas espantosidades: 

77232Acá las tortas...
Acá las tortas… (Paris Alejandro)

Galantina: la galantina (sí, eso existió) era una especie de carne de… algo, no sabemos qué: a veces era de chanchito, otras de pavo o de pato. Se cocía y se servía fría. Dicen que en sus orígenes tenían la misma forma del animal que mataron para prepararla ¡el horror! Luego evolucionó para dar origen a otra espantosidad… 

Pastel de pollo: esto seguramente les tocó. El pastel de pollo era un embutido que -según la Revista del Consumidor- tiene carne de ave y grasa de puerco en iguales cantidades. Le ponían pedacitos de pimiento para que cuando partieras la rebanada se viera algo verde. Las mamás decían que era más sano que el jamón. Ugh. Pero nada es tan infame como el… 

¡Queso de puerco!: Okey, aquí muchos se pueden destantear. Si es queso debe ser de leche y si es de leche de chancho, pues… saquen sus conclusiones. Afortunadamente no es así: el queso de puerco no es propiamente un embutido sino un aspic, es decir una sustancia gelatinosa. Hecho de la cabeza completa de un cerdo (¿te preguntabas qué era esa cosa dura que no se puede ni morder? Es cartílago). Para completar el sabor le muelen las manitas y el corazón del marranín. Lo encuentras procesado, pero también de forma artesanal en los mercados. Perfecto para sándwiches y para comerse en trocitos con limón. De ahí, al panteón. Fun fact: trata de freír una rebanada de queso de puerco y dinos lo que encontraste después. 

93937Las carnes rojas son peligrosas
Las carnes rojas son peligrosas (iStock)

Cueritos en salmuera: Ya entrados en la engordadera encontramos los cueritos, que es como su nombre lo indica, la piel del cerdo. Los gruesos provienen de las orejas, cara y patas. Los delgados, de todo lo demás; no se cuecen sino que se maceran en vinagre. Sabemos que no podrías llegar a la oficina con tu tóper de cueros, pero en Chapultepec los ponen arriba de una tostada o de un chicharrón de harina (¡oh poesía gastronómica!) con salsa Valentina y chile piquín. Y a masticar hasta que te duelan las muelas. 

Pierna española: A ver, uno piensa en una torta de pierna y te imaginas carne rosadita. Pero el de la tortería te pone una especie de jamón ¿what? además tiene color naranja fosforescente en la orilla ¿esa aberración de dónde salió? Sinceramente dudamos que los gachupines conozcan la pierna española que venden en las torterías defeñas. Buscamos más referencias en Google pero no hay nada, solo los chilangos sabemos de ese embutido extraño que según un fabricante “tiene aspecto de carne color anaranjado” Santo dios. 

Mortadela: el pecado cancerígeno. Tiene tocino, toda la carne de cerdo y toda la de vaca, picada, molida y hecha embutido. La Organización Mundial de la Salud diría que da cáncer de colon, de próstata, de riñon y de barriga. Mientras tanto las mamás la piden en rebanadas gruesas y la hacen empanizada. A veces la piden en rebanadas delgadas y la sirven como jamón. Tiene una textura como de fibra para lavar trastes. Así llegamos al final que es el… 

Chicharrón prensado: la máxida cúspide de la carne procesada mexicana, que la OMS puede catalogar como arma bacteriológica. Materia prima de gorditas, tlacoyos, quesadillas y tacos guisados formado a partir del apretujamiento de la carne que va justo debajo del cuero del marrano. En los mercados lo puedes encontrar picadito o en forma de canasto. Wikipedia lo pone más elegante y dice que es “el tejido adiposo subcutáneo del cerdo” ¡Cadena de oración para que nunca lo analicen, par favaaar! 

93992Frituras
Frituras (Cuartoscuro)

En fin: después de este análisis proponemos mandarles una tortota cubana a los de la OMS para que nos declaren inmunes a sus análisis. La otra opción es comer berenjenas asadas ¡tú decides!

También checa:

– Conductora dice que Televisa la obligó a decir que “tocamiento” fue planeado
– ¿Marcha de médicos enojados por el bullying?
– Las leyes más extrañas que regulan el sexo en el mundo
– Los errores de Javier Alarcón y su salida

Cosas en las que le atinó (y falló) ‘Volver al Futuro’

– 35 regalos para Kim Kardashian por su cumpleaños 35

– Burger Boy: la extinción de los dinosaurios brontodobles

– #FrasesDespuésDelSexo

– Asalto con violencia en la colonia Morelos

– Balacera en Tacuba; la policía detiene a dos

– Rata se sube a robar a microbús en Martín Carrera y es capturado