Recicla botellas de PET y ayuda a niños con cáncer

¡Corre la voz!

AMANC

Seguro te ha pasado que tienes ganas de hacer alguna buena acción por los que más lo necesitan, pero luego te das cuenta de que apenas y te alcanza para llegar a fin de quincena y pues así terminan tus buenas intenciones —y las de muchos de nosotros—.

Pues la Asociación Mexicana de Ayuda a Niños con Cáncer (AMANC) tiene un programa en el que puedes ayudar a los peques que se encuentran echándole ganas en su tratamiento contra esta enfermedad, pero sin desembolsar dinero. ¿Cómo? ¡Pues con taparroscas y botellas de PET!

El programa #ReciclandoYAyudando tiene ya algunos años otorgando buenos resultados y ahora tú puedes echarles la mano. Gracias a la colecta de las botellas que todos tenemos en casa, ellos convierten estas botellas en esperanza y sonrisas.

¿Cuándo, dónde, cómo?

La AMANC tiene diferentes sedes en el país, pero las colectas que se realizan en la Ciudad de México se hace en un solo centro de acopio, donde tú puedes ir con toda la seguridad y confianza de que tu donativo se convertirá realmente en ayuda para los peques.

La dirección es Insurgentes Sur #3679, en la delegación Tlalpan. Cerca te queda la estación del Metrobús Corregidora.

Aunque la campaña es permanente, por cuestiones de logística ellos ya tienen programados los días en que reciben los donativos de botellas de PET y las taparroscas.

Aquí te dejamos el calendario para el resto del año, para que vayas juntando:

Junio 25

Julio 23

Agosto 20

Septiembre 24

Octubre 22

Noviembre 26

Diciembre 17

El horario en el que ellos reciben los donativos es de las 9 de la mañana a las 4 de la tarde. 

¿Cómo tienen que ir?

Es importante aclarar que si vas a llevar las botellas de PET, debes escurrirlas muy bien primero para que vayan completamente secas. Luego aplástalas, ponles su tapita y llévalas en una bolsa o costalito.

También puedes llevar únicamente las taparroscas, pero no las lleves mezcladas con las botellas, para que sea más fácil su manejo.

Corre la voz en tu chamba, en la escuela o dile a tu mamá que no las tire a la basura, eso que tú no necesitas y que estorba en tu casa, puede ayudar a salvar la vida de un niño y a devolverle la sonrisa.

Si tienes alguna duda con respecto a este programa, puedes escribir a proyectos@amanc.org y ellos resolverán todas tus inquietudes.

Así que ya sabes, ya no hay excusas para no ayudar: estarás dándole duro al cáncer y encima promoviendo la cultura del reciclaje, que tanto le hace falta a nuestro México.

Comparte esta nota, ¡todo sea por los chamacos! 😀