Buscaba un reto y ése es ‘Bojack Horseman’: Aaron Paul

El actor llega a Netflix en forma de caricatura

Para todo el que puede presumir de ser generación Breaking Bad, Aaron Paul es y siempre será Jesse Pinkman.

Para poder salir de ese molde, el actor de 34 años tendría que hacer algo tan ajeno, tan descabellado, tan fuera de realidad que de ningún modo nos hiciera pensar en crystal meth. Y eso es justo lo que está haciendo…

Con un gorrito amarillo, el pelo morado y una hoodie color rojo, Aaron Paul se vuelve ilustración para la comedia animada BoJack Horseman que se transmitirá por Netflix a partir del 21 de agosto. Nada que ver con nuestro Pinkman favorito… bueno, en Horseman, su mejor amigo también le entra a las pastillas.

77884Aaron Paul
Aaron Paul

Con esto último probablemente ya adivinaste que ésta va a ser una caricatura para adultos. Así como Archer o Bob’s Burgers, Bojack pretende hacer burla social a través de la surrealista historia de un caballo que solía ser una famosa estrella en los 90 pero 20 años después no es más que un actor acabado en Los Ángeles. Aaron Paul es Todd Chavez, la voz de la razón que hace compañía a este decadente personaje doblado por Will Arnett.

[10 cosas que extrañamos de Breaking Bad]

“Todd ama la diversión, es una especie de vagabundo. Vive ahí en el sillón de BoJack, vive como una especie de parásito de BoJack, pero se considera su cómplice y está tratando de llevar positivismo a su vida”, nos cuenta Aaron Paul en entrevista telefónica.

Ahora, esto no es precisamente Family Guy. Claro que BoJack es una comedia, pero eso no significa necesariamente que vaya a ser una animación de chiste tras chiste, de hecho, según lo que nos platica Aaron Paul tiene momentos muy sobrios.

[10 series que extrañamos]

“Hay un par de episodios  muy intensos, un poco oscuros y en ésos no te vas a reír. Creo que le va a sorprender a mucha gente que una caricatura tome ese camino”, explica.

Para alguien que siempre se ha enorgullecido de llamarse “actor de carácter” pudiera resultar extraña la decisión de pasar de Breaking Bad a ser la voz dentro de una caricatura. Pero él lo encuentra muy congruente: “buscaba algo diferente, algo que me retara, algo con lo que me pudiera divertir y eso es BoJack Horseman“.

[Breaking Bad para principiantes. Éntrale a la locura]

Y además de poder llegar a trabajar en pants, finalmente la historia de un actor famoso que termina en el olvido también le habla de una manera más personal.

“Es como con cualquier trabajo, te da miedo que te corran”, explica, “hay muchas personas en esta industria buscando fama desesperadamente y eso es terrible. A mí, personalmente, no me gusta la atención, pero quieres seguir haciendo un buen trabajo y pagar tu hipoteca y pagar tus deudas”.

¿La van a ver?