Breve glosario para entender a los chavos (ahora en español)

La nota que en el Cumbres no quieren que leas

iStock

Estamos de vuelta con los ilustrativos glosarios para escribir como chavo. En esta ocasión, nos centramos en las almas jóvenes que recorren nuestra ciudad, y como buenas almas jóvenes, la terminología usada es en mayor parte para describir sexo, alcohol o amigos, la triada perfecta para un fin de semana (o una vida) de suerte. 

Aquí lo que dicen los chavos de por ahí:

Me puse un tapón

La primera vez que escuché esto, hice como que entendía pero la verdad no entendí nada. ¿Cómo que un tapón? Luego, ya por el contexto y lo demás, entendí que se había puesto la borrachera de su vida (hasta Cholula fue a parar el muchachito). No sé de dónde venga la expresión de “un tapón” y a la cabeza no me vienen más que cosas muy desagradables, agradecería a usted que nos explicara en los comentarios el significado del misterioso “tapón”.

Me puse bulto/ Ahora sí bultee 

Ésta es más sencilla y seguramente muy antaña. Es fácil identificar al bulto de la fiesta. Aquel valiente soldado del etanol que lo dio todo por una noche inolvidable y cuyo cerebro, seguramente, no recordará nada al día anterior. Lo interesante es que ha dado lugar al verbo “bultear”. Repitan alegremente conmigo: ¡Yo bulteo, tú bulteas, nosotros bulteamos!, y negarlo no sirve de nada.

Me puse anal

Y no hablamos de sexo (aunque puede que ni te hayas dado cuenta si te pusiste así). Seguimos con las borracheras. Cuando alguien mete la palabra “anal” en una oración que involucra la fiesta del día anterior con toda la desfachatez del mundo, al principio te toma por sorpresa, ya después descubres que era su estado. ¿Por qué anal? ¿Es acaso porque estabas como para ser un desperdicio humano? De nuevo, el entendimiento va más allá de mi pobre mentalidad, ¿me ayudan?

Corte a…

Ya dejamos atrás las analidades y bultosidades, aunque también puede aplicar a algo así. Para esta frase digna de un cineasta, hace falta un complemento. Normalmente se utiliza para explicar cómo algo pasó a otra cosa muy inesperada. Como por ejemplo: “Fuimos al cine, compramos palomitas, todo tranquilo. Corte A… y luego acabamos en su departamento de mil millones de dólares en Polanco”. O en fiestas: “Dijimos que nomás unas chelitas. Corte A… Y acabé anal en casa de mi amigo”. Así pueden ir mezclando su léxico juvenil. 

Turbo/Mil

A todos nos encanta exagerar. Y si antes teníamos el “súper/ultra/mega”, ahora tenemos nueva terminología como “turbo”. Sean fanáticos de los bólidos o no, el “turbo” ahora acompaña a varias frases, como: “Está turbo chingón”, “me turbo gusta esa morra” o “me puse turbo anal”. Y el “mil” ha pasado de ser un vocablo exclusivamente fresa, para acompañar a enunciados que, si bien usualmente son en tono de burla, también se usan para sonar “bonito”. “Me gustas mil”, “quiero empedar mil”, “te odio mil”. Creo que el “turbo” es todavía un poquito más que el “mil”. 

Lo más

Todavía más maravilloso que el “turbo like” o el “me gusta mil”, es el “eso es lo más”. ¿Lo más qué? Pues así nomás: lo más. Cuando algo alcanza un nivel de fascinación casi inhumano, ahí utilizas lo más. Por ejemplo: Para Homero, la Venus de jalea era lo más. Simple, ¿no?

Me mama

“Ese güey me mama”. “La nueva rola de Kendrick Lamar me mama, goe”. Es lo mismito que con “lo más” pero más acá. Lo dices cuando algo te turbomegaultrauberencantamil, o lo que es lo mismo: te mama. 

Verguísima

Dirán que somos unos pelados pero pues así hablan los muchachos. Utilizar el superlativo para cualquier palabra implica que va más allá, y cuando lo haces con esta palabra, sabrás que las cosas son realmente serias. Imponentes. Majestuosas. “La nueva rola de la Big Big Love está verguísima”, así se utiliza, apréndanlo bien, chiavos. 

Amiko/Amiwo

Esto aplica más al momento de escribirlo. Si se quieren ver cools y en onda, nomás cambien la tradicional “g” de amigo o amiga, en una “k” o en una “w”. Verán cómo rejuvenecen unos 10 añitos y sin las cremas de Ponds o reestiradas innecesarias. La juventud es una actitud, amikos.

Bale berga la bida

Ya que estamos en la escritura, también sepan que el burlarse de la mala ortografía es lo más. Así que, cuando sientan que ya nada tiene sentido, recuerden los horribles y sinceros posts de algunos menos educados y sus terribles faltas al momento de escribir y ustedes siéntanse en plena libertad de jugar con el lenguaje. Si Unamuno lo hizo, ¿por qué nosotros no? El “bale berga la bida” aplica cuando se está abrumado, o cuando va a cometer un acto del que medio se arrepiente y a la vez no. Como cuando le va a escribir ese mensaje de borracho al contacto que se supone que tiene que ignorar y le avisa a su amigo: “Ya le voy a hablar a la Yesi, bale berga la bida”.  

Pavo/Deli

Esto es más de mirreyes pero pues ahí les va. La nueva forma de llamar a las muchachas más hermosas de la oficina será “pavo”. Como: “No mames, la Ale es un pavito”, o sea, que es, por decir lo menos, suculenta. También puedes cambiar el término para: “Güey, ya viste a Jime, hoy se ve deli”. Sí, pueden criticar lo que quieran, así hablan algunos de mis amigos y a su vez sus amigos y los amigos de ellos. Es una mafia. Reclámenles a ellos no a mí o mejor utilícenlo con los hombres también y ya.  

Pronta/Pronto

Derivado, quizá, del famoso “nalgasprontas”, la frase se ha acortado para utilizarla en un lenguaje menos agresivo. Ya saben, todo aquél que es de fácil convencimiento para terminar en la cama de otro entra en la clasificación. “Maldita la Fabi, es una pronta”, y así. 

Topar/Topan

Si quieres preguntar por algo y que no te digan señor, utilicen el “topar”. “Disculpe señor, ¿topa la calle Campeche?”, “¿Ya topaste la nueva playera de la Selección?”, “¿Sí topas a la nueva morra del Rocko?”. Sinónimo claro de “¿ya viste?” o “¿conoces?”, el topar es lo de hoy. 

True/tru

Pueden escribirlo como quieran, el ser “True” es más que una actitud. Es el rango más alto en cuanto a originalidad. No eres un borrego, eres tru. No eres un hipster, eres tru. Lo más puro que puede salir del corazón de alguien, eso es lo tru. “La nueva banda que topé ayer es bien tru”, por ejemplo, significa que tienen algo más, algo maravilloso e indescriptible que los hace únicos y, por tanto, turbochingones.

Frito/Fritear

Lo de frito ya tiene años, sí, pero ahora se utiliza en más cosas y no sólo para decir que andas marihuano. Fritear, hoy por hoy puede significar que se te olvidó algo… como cuando fumas mota. Cuando andas distraído puedes cambiarlo por: “No mames, ando bien frito hoy”, o cuando alguien olvida ir a un encuentro antes agendado o cuando olvidan la tarea: “¡Queeeeeé frito!”, pueden gritarles. 

Eres un meco

Ser un meco es algo indescriptible. Es ser un inepto, un baboso, un chamaco, un tonto, un bobo, un inútil, un chafa. Ya pueden englobar todos los repulsivos sentimientos hacia alguien en la nada bonita pero súper útil frase: “Eres un meco”. Aplíquenlo en su vida y serán personas mucho más felices y libres de rencor.  
 
Con esto damos por terminado el breve glosario, pero esto se puede seguir expandiendo conforme el lenguaje juvenil evolucione. Siéntase en plena libertad de comentar y darnos más terminología aquí abajito.

También checa:

Breve glosario para escribir como chavo
Breve glosario para escribir como chavo 2.0 (en inglés)
Breve diccionario tapatío-chilango