Bioshock

Este juego tiene cautivado a más de un gamer, visualmente es una delicia, la paleta de colores y el estilo Art Decó lo hicieron una referencia estilística obligatoria para los títulos que se crearon después. Pero no sólo se sustenta por lo visual, tanto los personajes, el escenario y la música lo hacen tan grande como es. Gary Schyman hipnotizó a más de uno con el estilo clásico y las melodías de los años cincuenta. Esta combinación musical cobra un sentido tétrico en la macabra ciudad sub-acuática; logra envolver a los jugadores en la falsa utopía creada por Ken Levine. 

Si alguien duda del talento de este músico revisen el soundtrack de Dante´s Inferno.