¡Baja los codos de la mesa!

Nuestra Biblia de la infancia

flickr.com / Johnnie Utah

Hice research. 
Estuve buscando en la red el motivo de que nos obliguen a rechazar una
posición naturalmente cómoda por algo "sofisticado" y "educado" para no
encontrar absolutamente nada.
  Si
alguien sabe por qué es, por favor pónganlo en los comentarios. En serio ¿qué demonios se ve tan mal de
poner los codos sobre la mesa?

¿qué demonios se ve tan mal de poner los codos sobre la mesa?

Pero ahí estamos todos, haciendo esfuerzos sobrehumanos para no subirlos.  Aparte
es de esas cosas que todos los niños siguen pero en cuanto crecen dejan de
hacer.  Como si los codos en la
mesa hicieran que Santa Claus no llegara y en cuanto nos enteramos que él no
existe (SPOOOOOILEEER) decidimos subirlos todo el tiempo
.  Entiendo los pies, entiendo las axilas,
pero no le veo nada de malo a subir los codos.  ¡¿Por qué mamá?! ¡¡¿POR QUÉEEEEE?!!